Marketing

ASMR: ¿Cómo aprovechar este boom en la publicidad?

Hace algunos años, los susurradores digitales se convirtieron en una especie de moda emergente en Youtube. Una más de esas cosas que podemos encontrar en los vídeos de esta plataforma y que tienen su pequeño momento de gloria. Sin embargo, con el tiempo, se ha demostrado que los susurradores digitales no han sido una moda efímera, sino en un elemento más de lo que ocurre en la red social que ha conseguido cosechar grandes éxitos. Los vídeos de ASMR están por todas partes y han pasado a ser un elemento de la cultura popular.

En 2016, un estudio de Google ya señalaba que el ASMR era una de las grandes tendencias de Youtube. Y es que en ese momento, las búsquedas de los contenidos superaban a las del chocolate y las golosinas. Aquel año las búsquedas sobre ASMR en Youtube crecieron en un 200% en todo el mundo. Pero lo cierto es que despertaba todavía muchas dudas entre muchos consumidores porque no sabían qué era ni para qué servía, por lo que los más buscado en Google sobre este tema era directamente «qué es el ASMR».

Hay que tener en cuenta que se trataba de un término bastante nuevo que se había acuñado en el año 2010, las siglas de «autonomous sensory meridian response». Una téni9ca que funcionaba como forma de relajación a través del uso de ciertos sonidos que generan sensaciones a quienes los reciben  y que hace que se sientan relajados.

La cuestión es que las búsquedas sobre ASMR no han dejado de crecer, convirtiendo el tema en un auténtico bombazo en los últimos años. Y las últimas estadísticas ya apuntan a que Youtube cuenta con más de 13 millones de vídeos de este tipo de contenidos y a que en Instagram hay más de 6 millones de contenidos vinculados al hashtag #asmr.

Este fenómeno ha hecho saltar a la fama a muchos yotubers, pero también ha despertado el interés de los científicos. La neurociencia ha intentado encontrar una respuesta al por qué estos contenidos tienen un efectos tan poderoso sobre los usuarios. La explicación es que estos vídeos funcionan porque hay algunos internautas que son capaces de desarrollar ciertas redes cerebrales que responden a este tipo de sonidos, mientras que para otros consumidores lo que hacen estos contenidos es ayudarles a sentirse más relajados y a gestionar la ansiedad. En cambio, para otros internautas cuyos cerebros no funcionan de esta forma, la experiencia está muy lejos de esta percepción, llegando incluso a resultarles bastante molestos.

Obviamente, conforme el ASMR ha ido ganando popularidad, las marcas han comenzado a ver su potencial. Por ejemplo, entre los anuncios que se colaron en la SuperBowl se encontraba uno en el que se usaba el ASMR, el de la cervecera Anheuser-Busch, rompiendo de esta manera con todo lo que se estaba haciendo en ese momento. Pero también IKEA también ha lanzado un anuncio con sonidos relajantes de sus productos.  

Muchos creen que es una estrategia efectiva para vender cosas. Aquellas marcas que lo han usado no solamente han conseguido integrarse en un tendencia, sino que también han sido capaces de demostrar que saben lo que está de moda y cómo funcionan las cosas. Eso sí, las empresas deben diseñar bien qué hacen y cómo lo hacen para que su propia imagen y sus productos puedan sacar valor de esta moda.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir