Marketing

Balance de resultados de los cambios del algoritmo de Facebook

Cuando hace un año aproximadamente Facebook anunció puso en marcha algunos cambios en el algoritmo que gestionaba lo que se mostraba en el muro de su red social a los usuarios, aseguró que respondían a buenas razones.

El objetivo de la red social era acabar con los contenidos divisivos y con las noticias falsas, dos cosas que habían empezado a comprometer seriamente la reputación de la misma. El problema es que, por el camino, también se vieron perjudicadas las páginas de empresa, cuyo contenido ya no tendría tanto alcance como antes.

La cuestión es que, un año más tarde, los contenidos más populares en la red social siguen siendo precisamente aquellos que Facebook pretendía combatir con el cambio de las reglas del juego. Y es que, aunque los cambios iban enfocados a mejorar la calidad de los contenidos que se compartían en la plataforma, las publicaciones sensacionalistas y amarillas continúan siendo las más virales.

Según los datos de Business Indsider, entre los contenidos que generan más interacciones se encuentran las de diversas páginas especializadas en noticias con titulares muy llamativos y con contenidos que polarizan. De hecho, algunas de ellas incluso han logrado mejorar su posición en la red social con respecto a hace un año. Los únicos medios “mainsteam” que se encuentran en la lista de los que han conseguido mayor cantidad de interacciones e encuentran CNN y Fox.

Así pues, podemos afirmar con total rotundidad que los cambios en el algoritmo de Facebook  que tanto perjudicaron a los medios de comunicación  y páginas de empresa no han servido para nada. El resultado es que han pagado justos por pecadores y que las noticias falsas y el clickbait siguen campando a sus anchas, gozando de excelentes datos de engagement.

Sin embargo, Facebook no lo ve de la misma manera. La red social ya ha explicado que está trabajando para mejorar la calidad de las noticias que se comparten y en reducir la cantidad de contenidos malos, afirmando que sus esfuerzos por reducir la cantidad de noticias falsas están dando su fruto. La cuestión es que, por mucho que quiera dar esa impresión, la realidad es muy distintas, ya que los sitios de noticias de calidad no parecen estar siendo priorizados por Facebook.

Entre las explicaciones que se barajan para dar respuesta a esta situación se encuentra la de que las páginas de noticias de calidad son menos, lo que hace que las fake news compitan con menos alternativas. Pero también se baraja la posibilidad de que Facebook no esté haciendo tan buen trabajo como quiere hacernos pensar. Y es que determinar qué es un medio de calidad y que no, no resulta nada sencillo. Pero la respuesta más sencilla realmente es que la red social muestra a los usuarios lo que quieren, es decir lo sensacionalista, y puede que a la industria no le quede más remedio que aceptarlo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir