Noticias y Actualidad

Cómo el coronavirus ha cambiado nuestros hábitos de consumo

hábitos de consumo

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha tenido un impacto directo sobre la forma de consumir de nuestra sociedad. Los usuarios han cambiado sus patrones de consumo tanto por las medidas impuestas por el confinamiento como por sus propios intereses. Las distintas modas de productos que protagonizaron estas semanas han sido un ejemplo perfecto, pero también cómo los consumidores han tenido que cambiar sus hábitos de consumo de un escenario a otro.

Los experto ya han comenzado a dar sus previsiones y las marcas a valorar y todo apunta a que muchos de estos comportamientos permanecerán una vez que haya pasado el confinamiento y que hayamos entrado en la Nueva Normalidad. Del mismo modo que otros momentos a lo largo de la historia han tenido un impacto en cómo se hacían las cosas  y en cómo se comportaba la sociedad, lo mismo sucederá en esta crisis. Su impacto se ha propagado por todo el planeta y las consecuencias serán muy significativas.

El boom del comercio electrónico

El primer gran cambio es el impresionante crecimiento experimentado por el comercio electrónico. No es que el ecommerce no fuese importante antes del Covid-19, pero la realidad es que durante el confinamiento, aquellos consumidores más reticentes a este tipo de compras tuvieron que dar el salto al comercio electrónico, llegando esta popularidad incluso a sectores y nichos que no terminaban de cuajar tan rápido como debieran, como las compras online de productos de supermercado.

Así pues, una parte considerable del gasto de los consumidores está migrando al comercio electrónico. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo recientemente en Estado Unidos ha revelado que 4 de cada 10 consumidores admitía haber pasado la mayor parte de su gasto en las tiendas físicas al comercio electrónico. Pero no solamente ha aumentado el gasto, sino que además cada vez se compran más cosas de la vida cotidiana.

Más medios y más vídeo

Otro de los grandes cambios que ha traído consigo la pandemia ha estado en el consumo de medios. Con la mayor parte de la población confinada en sus hogares, era lógico que el consumo de contenidos en los distintos canales de medios aumentara notablemente. De hecho, la televisión ha sido una de las grandes beneficiadas de los cambios de hábitos. Reco9rdemos que antes de la pandemia, la audiencia  no hacía sino desmoronarse cada vez más.

Durante la crisis del coronavirus son muchos los ciuadanos que se han refugiado otra vez en las pantallas. Es verdad que no resulta nada esperable que la televisión vaya a conservar estas audiencias. De hecho, el consumo ya ha empezado a descender. Pero es cierto que este aumento de consumo si ha tenido una gran influencia en otros medios que parece más duradera, como es el caso de las plataformas de streaming o los medios de información online, que han visto como sus suscripciones se han incrementado considerablemente.

Esperando a las marcas

Otra de las cuestiones que la pandemia ha puesto de manifiesto es que las empresas ya no pueden ser meras espectadoras de la crisis ni ser elementos pasivos en situaciones complejas. Durante el confinamiento, los consumidores querían escuchar a las marcas y recibir sus mensajes. Querían saber qué es lo qué es lo que estaban haciendo y cómo lo estaban haciendo, es decir qué papel estaban jugando a favor del bien común y si de verdad estaban cumpliendo sus promesas y sus principios. Esto quiere decir que las marcas ya no pueden echar marcha atrás, sino que deben ser capaces de posicionarse con valores claros y a una manera más transparente.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir