Marketing

¿Cómo están aprovechando el blockchain los supermercados para conectar con los consumidores?

El blockchain es una de las tecnologías emergentes de los últimos años que se ha convertido en uno de los elementos que pueden cambiar la seguridad online o el rastro del dinero y que ha ido abriéndose un hueco en todas las listas de elementos que no deberíamos perder de vista. De hecho, se trata de uno de los elementos más recurrentes que hemos visto en las previsiones del año y en las que apuntaban el rumbo del mercado. Y es que su papel y su posición resultan muy atractivas para muchos entornos y áreas.

La tecnología ya no es únicamente un elemento de interés para las finanzas o para el entorno de las criptomonedas, sino que ha pasado a ser una herramienta muy utilizada en muchos ámbitos y al que las compañías dan cada vez más usos y en más terrenos que están cada vez más conectados con el mundo de la publicidad y el marketing.

Hay incluso quienes creen que el blockchain podría ser la solución a los problemas que actualmente presenta la publicidad digital en lo que respecta al fraude y a la atribución, pero antes de que llegue ese momento ya está siendo usado en otras muchas cuestiones. El blockchain ha entrado en la cadena de valor y la experiencia del consumidor con el fin de medir si las cosas se están haciendo bien o si se está ofreciendo un producto de calidad. En este sentido, los supermercados son un fiel reflejo de hacia dónde están yendo las cosas.

El blockchain en el mundo de los supermercados

El uso de la tecnología blockchain permite avanzar en la consecución de la transición alimentaria, un objetivo que responde a una prioridad del grupo: asegurar que los consumidores conocen la trazabilidad de los productos con total transparencia.

Para ello, se están usando herramientas que permiten hacer un seguimiento del producto desde el primer momento para poder ofrecer al consumidor la seguridad de que lo que está comprando es lo que estaba buscando. El consumidor puede escanear un código QR en el envase del producto para acceder en unos segundos a toda la información relacionada con la fábrica o el alimento que ha recibido el animal durante su crianza hasta que llega all supermercado.

Y, aunque el blockchain tiene muchas aplicaciones posibles, lo cierto es que están siendo los supermercados lo que mejor la están utilizando, especialmente para dotar de mayor transparencia sus productos y, de esta forma, mejorar la experiencia de sus consumidores.

De esta forma, pueden obtener más información que la que aparece en la etiqueta del envase, con la garantía de que dicha información debe ser cierta, ya que la propia naturaleza del blockchain hace que no se pueda engañar al sistema. En un mercado en el que los consumidores quieren cada vez más información sobre lo que consumen y donde las empresas tienen que encontrar la vía para ofrecérselo, este tipo de tecnología se ha convertido en la clave para conseguirlo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir