Noticias y Actualidad

¿Cómo influye el coronavirus en las decisiones de compra?

decisiones de compra

No cabe duda de que las emociones son un elemento fundamental en las relaciones entre las marcas y los usuarios. Y aunque las empresas llevan bastante tiempo teniendo esto en cuenta a la hora de planificar sus estrategias de marketing, lo cierto es que ahora se están posicionando de una manera mucho más destacada debido a la influencia que las generaciones de menos de 40 años ejercen en el mercado.

No obstante, entender la importancia de las emociones y cómo deben aplicarse también conlleva estar al día de las últimas tendencias y cambios que puedan experimentar los sentimientos de la sociedad a nivel global. Y es que las emociones no son un elemento estático, sino que van cambiando en función del escenario en el que nos vamos moviendo y de los cambios sociales que se van produciendo, lo que quiere decir que las empresas deben estar atentas para adaptar sus estrategias a ellos.

Precisamente ahora, nos encontramos en uno de esos momentos de cambio, momentos de crisis donde las emociones y los intereses de las personas han cambiado con bastante rapidez. Así pues, las empresas necesitan entender qué es lo quelas mueve a tomar sus decisiones de compra en cada momento. Y es que la crisis del Covid-19 ha cambiado considerablemente la percepción de las cosas por parte de los consumidores, incluyendo su relación con el contexto y sus expectativas con respecto a las marcas.

En estos días, lo que parece estar ocurriendo es que las decisiones de los consumidores están siendo guiadas por el miedo y por la angustia debido a las dificultades por las que atravesamos. No obstante, algunas investigaciones han puesto en evidencia que la realidad es mucho más complicada.

Según un estudio llevado a cabo por Decode entre consumidores alemanes las emociones estaban influyendo considerablemente en los hábitos de consumo. Es cierto que el miedo y la angustia están influyendo notablemente, pero también otras relacionadas con la búsqueda de la individualidad en un intento por disfrutar de una cierta normalidad cuando esta parece haberse visto reducida.

Por ejemplo, según el informe, la amistad y la seguridad son emociones dominantes, lo que no resulta extraño si pensamos que nos encontramos en una situación bastante atípica y de pánico, por lo que es lógico que los consumidores busquen cosas que les hagan sentir bien.

No obstante,  entre las emociones dominantes también se encuentran las de libertad, entusiasmo por la vida y sentir que pueden ir a lo suyo. Así pues, las marcas deben adaptar sus estrategias y, para lograrlo, disponen de varias herramientas para conectar con su público objetivo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir