Herramientas de Marketing

Cómo reactivar sus correos electrónicos inactivos

Desarrollar una buena campaña de email marketing es algo que lleva tiempo y esfuerzo. Por eso, cuando algunos correos rebotan o simplemente no son abiertos por el receptor es importante pensar qué puede estar fallando. En ocasiones, el suscriptor simplemente pierde el interés y es necesario reactivar los correos. 

Además de saber si una cuenta de correo existe resulta fundamental considerar la reactivación de los correos cuando disminuye la tasa de apertura o se nota un efecto directo sobre el nivel de ventas. Si aún no conoces esta estrategia hoy te contamos cómo funciona y cuáles son los mejores tips para tener éxito en el proceso.

La reactivación de correos electrónicos

Los correos electrónicos de reactivación son aquellos que intentan captar nuevamente la atención de usuarios que han perdido el interés. La falta de respuesta por parte de los usuarios puede deberse a que ya resolvieron el problema por el cual se habían suscrito o a que no se sienten a gusto con la frecuencia de los correos, entre otras razones. 

Para atraer de nuevo a esos potenciales clientes se requiere de correos especialmente pensados para ellos. Estos no serán iguales a los enviados al resto de suscriptores, puesto que deben tener un mensaje realmente persuasivo para que el usuario sienta un verdadero nuevo interés o recupere el interés que tuvo en una primera instancia. 

Optar por la reactivación de correos electrónicos tiene diferentes beneficios. Entre ellos podemos destacar que no se ve afectada la reputación de la dirección IP, se reduce el gasto de la campaña y aumenta el número de conversiones.

¿Cómo hacerlo?

Para hacer una campaña de reactivación de correos exitosa es importante tener en cuenta algunos tips que casi nunca fallan. Puedes considerar más de uno y aplicarlo a tu propio proyecto o elegir una sola opción.  

En primer lugar, es importante definir el objetivo de la campaña. Sabiendo que se trata de una campaña de reactivación es fundamental tener en claro qué se espera del usuario, pues en definitiva se estará invirtiendo en un usuario al que ya se le envió una comunicación con anterioridad. Es necesario determinar cuáles serán los enlaces a utilizar, qué palabras se escogerán para calar en el lector y cuál es la meta última, por ejemplo una nueva suscripción o una venta. Además, detectar los motivos por los cuales se crearon esos correos inactivos es adelantarse a los hechos y evitar que vuelva a suceder lo mismo. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta aspectos básicos del correo en sí mismo. Entre estos podemos destacar utilizar siempre el nombre real del usuario, crear un asunto verdaderamente atractivo, tocar la sensibilidad del lector ya sea con palabras realmente persuasivas o con contenido visual irresistible, trabajar en el texto de vista previa y procurar no dejar pasar demasiado tiempo entre correo y correo.

Hacer una campaña de reactivación de correos conlleva esfuerzo, pero cuando se trabaja de manera estratégica y creativa es posible tener excelentes resultados.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir