Empresa

Contenedor almacén: la solución ideal a los problemas de almacenaje de tu empresa

Las empresas tienen que hacer frente a muchos problemas a lo largo de su día a día. Negociar con proveedores, realizar pedidos, afrontar pagos… son muchos y muy variados. Uno de los problemas con el que se encuentran un gran número de empresas es cómo gestionar y, sobre todo, dónde almacenar sus productos. No todas las compañías disponen de los recursos económicos ni de la logística necesaria para poder construir un almacén propio desde el que poder gestionar el stock y donde poder poner a salvo la mercancía.

LOS CONTENEDORES ALMACÉN UNA ALTERNATIVA ECONÓMICA PARA GUARDAR LAS MERCANCÍAS

Para aquellas empresas que no saben cómo solucionar este problema, ha surgido una nueva solución: los contenedores almacén. El contenedor almacén es una alternativa para aquellas empresas que van cortas de espacio. También es una gran opción para momentos coyunturales en los que se necesite un extra de espacio durante un tiempo limitado. Los contendores almacén ofrecen una serie de ventajas que merece la pena tener en cuenta.

  • Tamaño estándar universal: al hablar de contenedores almacén, estamos hablando de los mismos contenedores que se utilizan en el transporte de mercancías marítimas. Esos contenedores marítimos rectangulares que se cargan por centenas en enormes buques. Estos cubículos de 20 pies tienen las siguientes medidas: 6,06 metros de largo, 2,44 metros de ancho y 2,59 metros de alto, con una superficie de 14 metros cuadrados y 33 metros cúbicos para guardar todo tipo de objetos, productos y mercancías. Estas medidas están reguladas según las normas ISO (Organización Internacional de Normalización).
  • Gran capacidad: los 33 metros cúbicos de su interior dan para mucho. Estos contenedores pueden almacenar mercancías hasta un peso total de 28 toneladas. En el caso de necesitar más capacidad se pueden contratar más contenedores bajo las mismas condiciones.
  • Versatilidad: son ideales para almacenar el stock de una empresa y como lugar provisional en el que guardar el material y la ropa de trabajo de, por ejemplo, una obra.
  • Contenedor portátil: se pueden llevar al lugar que la empresa solicite en un breve periodo de tiempo. De esta manera se evitarán de manera rápida los problemas de almacenamiento. Del mismo modo que se tarda poco en instalar estos contenedores, la recogida se realiza también de manera rápida y ágil. Esto también da mucha libertad, puesto que se pueden contratar el tiempo necesario sin comprometer el espacio ni tener que iniciar ninguna obra, obra que tendrá resultados permanentes.
  • Gran resistencia y seguridad: los contenedores están fabricados con acero Corten, que los protege de la corrosión atmosférica. Su resistencia y robustez es una garantía de que las mercancías no sufrirán ningún desperfecto ni debido a golpes exteriores ni por las condiciones meteorológicas, por adversas que puedan ser. Incluyen un candado de máxima seguridad con caja de protección en acero reforzado para persuadir y evitar posibles robos.
  • Fácil acceso: sus puertas dobles de 2,35 metros de ancho y 2,39 metros de alto garantizan un acceso cómodo al interior del contenedor para no tener que maniobrar cada vez que haya que guardar o sacar algo de su interior.

Si buscas una capacidad de almacenamiento extra o la necesitas por un tiempo limitado, un contenedor almacén cumplirá con todas tus exigencias.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Contenedor almacén: la solución ideal a los problemas de almacenaje de tu empresa @solomarketing - Protocol Bloggers Point

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir