Empresa

Covid-19: las nuevas formas de organizar el trabajo

Desde que el Covid-19 hizo su aparición en escena, la gran mayoría de las empresas que han tenido que cambiar su manera de trabajar. Concretamente, el 94% de ellas ha implementado el trabajo desde casa. A lo que se suma el reto de lidiar con la incertidumbre y los continuos cambios propios de una crisis económica como la que tenemos ante nosotros. Esta situación ha dado lugar a graves problemas para conseguir los objetivos o valorar el desempeño, por lo que muchas compañías se han visto obligadas a planificar nuevas rutinas de trabajo y análisis de resultados más ágiles.

Además, según un estudio llevado a cabo recientemente por Sodexo Beneficios e Incentivos, llamado ‘Retos de las empresas españolas en la era COVID-19’, el 37% de las empresas está pensando en implementar nuevas formas de trabajo a corto plazo debido a la crisis sanitaria. Nuevas metodologías y procesos que no parece que vayan a ser una solución temporal, ya que el 90% cree que han llegado para quedarse más allá de la pandemia del coronavirus.

Las ventajas del teletrabajo son evidentes, entre las que destacan una mayor flexibilidad y una importante disminución de tiempo en desplazamientos y política de oficina. Pero también presenta sus inconvenientes, como las dificultades para separar la vida laboral de la personal o la ausencia de relaciones con los compañeros de trabajo.

No obstante, los profesionales de sectores como el del marketing son optimistas con respecto al trabajo desde casa. Solamente el 1% de los profesionales de este sector quiere volver a la oficina de siempre en el mundo post-covid. Mientras que el 69% quiere mantener la opción de trabajar a distancia cuando lo necesite.

La cuestión es que este nuevo escenario plantea grandes desafíos para las empresas, ya que muchas de ellas se están enfrentando a formas de trabajo que no habían implementado con anterioridad y están esforzándose por asesorar a los trabajadores para que puedan desarrollar sus tareas de manera eficaz dentro de esta situación extraordinaria. Estas son los principales ámbitos en los que se están enfocando.

Metas a corto plazo

Debido a la situación generada por la crisis del coronavirus, 4 de cada 10 empresas están poniendo en marcha cambios en la planificación e sus objetivos para adaptarse de na manera más óptima a las nuevas circunstancias de la empresa. Un tercio está ya trabajando en nuevas formas de establecer metas a corto plazo y considera que estos cambios se extenderán más allá de la crisis del coronavirus. La idea es que este nuevo planteamiento de establecimiento de objetivos, la crisis afecte lo menos posible al negocio a pesar de los cambios.

Nuevos sistemas de evaluación del desempeño

Las empresas están implementando nuevas formas de valorar la eficiencia de los empleados de una manera más eficaz con el objetivo de responder a las necesidades actuales del teletrabajo. Para ello, se están usando herramientas digitales y se están creando rutinas que agilicen y automaticen la evaluación de los resultados. De esta forma, resulta mucho más sencillo realizar un seguimiento de los progresos y dar visibilidad a los supervisores de manera clara y objetiva en tiempo real.

Metodologías de trabajo ágiles

Casi el 50% de las empresas están implementando metodologías más ágiles, basadas n la flexibilidad ante e cambio, lo que es crucial en el escenario actual, y la facilidad para integrar a las personas implicadas en el proceso. Los proyectos se dividen en entregas parciales y regulares para que el cliente o supervisor pueda ver desde el primer momento hacia donde avanza el trabajo y realizar los cambios que sea necesario.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir