Bienestar | Wellness

Coworking: beneficios del espacio de trabajo compartido

Son muchas las tendencias que llegan de a poco al mundo empresarial y se hacen con un lugar propio. Desde avances en tecnologías hasta cambios en la misma forma de trabajar. Una de las innovaciones que, sin duda, vino para quedarse es el coworking. ¿Lo conoces?

Contar hoy en día con espacios de trabajo que respondan perfectamente a las necesidades de un negocio es fundamental. No se trata solo de tener una instalación adecuada para la labor diaria, sino también de pensar en el bienestar general de los empleados y la totalidad del ambiente en sus diferentes aspectos.

El coworking tiene tantos beneficios a corto y largo plazo que incluso grandes pymes optan por esta facilidad de manera continuada. ¿Lo mejor? Cada vez en más ciudades del mundo es posible encontrar esta alternativa, y tanto si buscas alquilar domicilio virtual Madrid como en cualquier otro sitio podrás hacerlo fácilmente. 

Si todavía no conoces mucho del mundo de los espacios compartidos de trabajo hoy te contamos todo sobre ellos y cuáles son los beneficios que suponen. 

¿Qué es el coworking?

Para muchas empresas y profesionales independientes contar con un domicilio real que compartir con sus clientes es fundamental. No solo influye en la imagen, sino que también forma parte de la carta de presentación y primera impresión. Es entonces cuando el coworking resulta ser la mejor solución. 

¿En qué consiste? Es el nombre con el que se define a los espacios de trabajo compartidos o colaborativos donde acuden diferentes profesionales en busca de un trabajo más sinérgico y de equipo. Se trata de personas que forman parte de negocios diferentes, pero que encuentran en la colaboración mutua y el uso de un espacio común un beneficio mayor. Esta alternativa es elegida por equipos empresariales completos, freelancers, trabajadores autónomos de pequeñas agencias, entre otros. 

A diferencia de otros espacios de trabajo común el coworking tiene la cualidad de generar colaboraciones. Siempre que sea posible y estratégico los diferentes trabajadores podrán crear lazos comerciales o profesionales que los ayuden en sus respectivas labores.

Para una empresa que recién empieza es una excelente forma de desarrollar una buena imagen desde el comienzo en un entorno amigable y profesional. Para emprendedores o freelancer resulta mejor solución a las distracciones que puedan existir en el propio hogar.

Beneficios del coworking

Son muchos los beneficios que aporta el coworking a quien decide aprovecharlo. En esta ocasión resumimos para ti algunos de ellos que son, sin lugar a dudas, razones de fuerza para elegirlo. 

Mayor profesionalidad

Cualquier negocio, ya sea una pequeña pyme o la marca personal de un freelance, necesita de un lugar físico como contacto. En ocasiones es necesario coordinar reuniones presenciales o compartir información de este tipo con ciertos clientes. Cuando tienes como dirección real un lugar poco privilegiado o tu propio domicilio, ciertamente el prestigio de esto no será muy grande. Al trabajar en un coworking puedes contar con un domicilio virtual que hace todo mucho más sencillo y profesional. La imagen mejora por completo, aumenta la confianza que tienen los clientes y le otorga seriedad y experiencia a tu empresa. 

Colaboraciones

Sumada a la ventaja económica encontramos otro de los motivos con más peso para elegir este sistema de trabajo. Se trata de la posibilidad de colaborar y crear vínculos con otros trabajadores. Si eres freelance estarás acostumbrado al silencio, la soledad en tu día a día. Esto aunque es positivo a nivel de productividad limita la posibilidad de compartir y conocer experiencias de otros profesionales. En un espacio de trabajo compartido puedes congeniar con otros trabajadores, encontrar aliados comerciales y, por qué no, hacer amistades. 

Menores gastos

Una de las razones más comunes para elegir un espacio de coworking es el ahorro económico que representa. Solamente tendrás que pagar cierto monto de alquiler según el tiempo que quieras, ya sea diario, semanal o mensual. Dejando eso de lado no vas a incurrir en otros gastos frecuentes e importantes como los servicios de luz, gas, electricidad; la limpieza, la ventilación, el mobiliario, etc. Solo tienes que elegir el tiempo que quieres alquilar tu lugar en el coworking y empezar a trabajar. 

Ese dinero ahorrado podrá ser invertido perfectamente en el crecimiento del propio negocio, cosa no tan factible cuando los gastos asociados a una oficina particular apremian. 

Instalaciones modernas y adecuadas

Amueblar y dejar totalmente lista tu propia oficina puede llevar mucho tiempo y dinero. En un coworking tendrás la posibilidad de evitar esto, ya que encuentras zonas diferenciadas que sirven para cada propósito. Desde salas de reuniones y espacios para llamadas hasta zonas de buffet o para tomar un pequeño descanso entre trabajo. Esto es positivo tanto para tu proyecto o empresa, que mejora su imágen corporativa, como para tú persona. Pues no tendrás que ocupar tu mente en cosas básicas como decoración, objetos de oficina. 

¿Conocías todos estos beneficios del coworking? Ahora ya sabes cuál es la mejor opción si quieres hacer crecer tu negocio y ahorrar dinero al mismo tiempo. 

1 Comment

1 Comment

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.







    Subir