Empresa

Crear una empresa: errores a evitar

Para crear una empresa, primero se debe elegir la forma jurídica que mejor se adapte al proyecto de creación de empresa. Existen varias opciones para los socios fundadores: desde la Sociedad Anónima hasta una Firma Personal, entre otras. En Estados Unidos se conocen como: Empresas Unipersonales, Sociedades de Responsabilidad Limitada (LLC), Corporaciones y Sociedades, cuyo Estado Fiscal Predeterminado puede ser:

Propiedad única de un miembro

Asociación de dos o más miembros

La elección de la forma jurídica de una empresa es fundamental. Determina, entre otras cosas: el alcance de la responsabilidad de los socios, las posibilidades fiscales, el régimen de seguridad social de los directivos, las posibilidades de organización, etc.

Sin embargo, estos son los errores que hay que evitar al crear una empresa:

Apresurarse en la elección de la forma jurídica de la empresa

Al precipitarse en la elección de la forma jurídica de la empresa, los socios fundadores se arriesgan a cometer varios errores.

Hay que pensar bien antes de elegir y es aconsejable validar la elección con un profesional.

Crear una empresa 50/50 sin prever los riesgos de conflicto entre socios

Es bastante habitual que los proyectos de creación de empresas sean llevados a cabo por dos socios. En esta configuración, es necesaria la creación de una sociedad y el capital social suele repartirse a partes iguales entre los dos socios.

Si se crea una sociedad 50/50, es imprescindible incluir en los estatutos todas las cláusulas necesarias para la correcta gestión de los conflictos que puedan surgir entre los socios. Un conflicto puede provocar el bloqueo de la empresa y penalizarla.

Por lo tanto, es necesario prever, desde la constitución de la sociedad, cláusulas adecuadas para prevenir y anticipar la gestión de los conflictos entre los socios.

Pagar parcialmente las contribuciones en efectivo a la hora de la incorporación

En el momento de la constitución, los socios tienen la opción de no desembolsar inmediatamente todas sus aportaciones en efectivo. Esta opción, que es perfectamente legal, tiene sus inconvenientes y es poco útil:

Una empresa cuyo capital social no está totalmente desembolsado no puede beneficiarse del tipo reducido del impuesto de sociedades. En caso de dificultades, los socios pueden verse obligados a pagar el saldo de sus contribuciones en efectivo; Si la empresa se declara en quiebra por la cesación de pagos, el gestor puede ser considerado responsable porque debería haber solicitado el pago de todas las aportaciones en efectivo.

Actuar como garante personal

Al constituirse una empresa creando de una sociedad mercantil, la obligación de los socios se limita al importe de sus aportes. Esto significa que, en caso de dificultades, los socios pierden su participación en la empresa (aportaciones en metálico, en especie, etc.). Por otro lado, los acreedores profesionales no podrán demandarles personalmente.

Sin embargo, si un socio avala personalmente (un préstamo bancario, por ejemplo) o da garantías personales, su contribución se ampliará en caso de dificultades. Además de perder su contribución a la sociedad, el socio debe cumplir sus compromisos personales.

Por lo tanto, es aconsejable, al crear una empresa, evitar convertirse en avalista personal y negociar para encontrar otras soluciones.

No tomar medidas para proteger el proyecto

Este es un error que puede tener graves consecuencias. Por lo tanto, es esencial tomar todas las medidas necesarias para proteger el proyecto de puesta en marcha lo antes posible. Estos pasos pueden incluir, según el caso.

Una solicitud de patente para proteger una creación técnica innovadora.

Registro de una marca, para proteger un signo distintivo que caracteriza los productos o servicios de la empresa.

El registro de un nombre de dominio, para garantizar que el nombre de dominio correcto pueda utilizarse para el sitio web.

La protección de los derechos de autor, en particular para proteger una obra intelectual (la creación de programas informáticos, por ejemplo).

Un registro de diseño, que ofrece una protección adicional de los derechos de autor.

Para obtener mayor información sobre los procedimientos de protección, consulte para aprender a obtener ayuda.

Combinar un cargo de director con un contrato de trabajo en la empresa

En el contexto de la creación de una empresa, puede ser tentador para el director crear también un puesto de trabajo con contrato laboral. Esta maniobra es esencialmente para beneficiarse del seguro.


1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Starting a business: mistakes to avoid – Digitalist Hub - Thm Digital

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir