Emprendimiento

Cursos online: ¿cómo crearlos y venderlos?

venta de cursos online

La venta de cursos online se ha convertido en una de las prácticas más accesibles y rentables para todos aquellos que quieren monetizar sus conocimientos a través de Internet. De hecho, se trata de un mercado en auge, pudiendo encontrar multitud de cursos online en la red. Y es que entre sus ventajas destacan el hecho de que nos ayudan a reforzarnos como expertos en una temática en concreto, los ingresos son totalmente escalables y podemos vender las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Por todas estas razones, seguro que ahora mismo estás pensando que deberías tener ya tu curso online. Eso sí, recuerda que no existen fórmulas mágicas. Los cursos online no son fáciles de crear ni de lanzar. Detrás de cada uno de ellos hay horas y horas de planificación, días de grabaciones y días para montarlo todo. Si quieres saber más, a continuación te contamos lo que debes tener en cuenta para crear y vender cursos online.

1. Elige el segmento más rentable para crear un producto digital

La elección de un nicho tiene que realizarse teniendo en cuenta tanto nuestra afinidad con él como con la rentabilidad que podamos llegar a conseguir. En este punto tenemos que ampliar nuestras posibilidades mediante el análisis de aquellos segmentos que puedan reportarnos resultados más positivos. Haz una lista de las materias que te interesen y/o que puedan proporcionarte una buena audiencia.

2. Conoce a fondo a tu público

Es fundamental comprender cuáles son exactamente las características del público al que vamos a dirigir nuestro producto. Además de identificar aspectos representativos genéricos de nuestro potencial cliente, como la edad o el sexo, tenemos que analizar rasgos más concretos: comportamientos habituales, metas profesionales y personales, problemas ocasionales que afrontan y que tu producto podría solucionar, etc. Cuando entiendas perfectamente al público con el que tratas, más fácil te resultará planificar tus estrategias de promoción.

3. Define el formato de tu curso online

Uno de los mayores beneficios es la gran variedad de formatos que Internet nos brinda para la creación de cursos online. Lo cierto es que no existe un formato ideal en el mundo de los productos digitales, sino aquel que mejor transmite el contenido del curso a tu público. Los más populares son los Ebooks, las videoclases, las screencasts, los audiobooks, los podcasts y las suscripciones mensuales.

4. Investiga todo lo que puedas

Es muy importante que conozcas muy bien el tema sobre el que vayas a crear tu curso online. Pero, aunque seas un experto, nunca está de más investigar para encontrar nuevas fuentes y referencias que aún no conocías sobre el tema para generar confianza en todo momento. En Google encontrarás una gran cantidad de material prácticamente sobre cualquier tema que necesites investigar.

5. Crea tu curso online

Es el momento de confeccionar el borrador de lo que será tu producto. Independientemente de si se trata de un vídeo o de un ebook, lo que te guiará hasta el final es el outline. Haz una lluvia de ideas con todo lo que se te ocurra y reflexiona sobre la forma que tendrá tu curso. Una vez que tengas listo el borrador, es hora de escribir o de grabar tu contenido. Si te decantas por la segunda opción, asegúrate de que tanto la imagen como el sonido son de buena calidad.

Después revisa el material que hayas creado. Puede que te des cuenta de que se te ha pasado algún tema o de que hayas incluido algo más que no sea necesario. Cuando lo hayas modificado, lo ideal es esperar algunas horas o algún día para volver a mirarlo. De esta forma evitarás una mirada viciada.

Ya solo queda transformar el material en bruto en un diseño sofisticado. Si no eres capaz de hacerlo, es recomendable que pidas ayuda a algún profesional.

6. Aloja tu curso online

Este suele ser el punto que más dudas genera en aquellos que se están iniciando en la venta de cursos online es cómo poner el curso en Internet. Afortunadamente, existen plataformas completas y gratuitas que están diseñadas para alojar productos digitales, lo que facilita mucho las cosas. Entras en el sitio de la plataforma elegida, te registras y mandas tu producto para su aprobación. Al terminar el registro, tu producto estará disponible para su venta.

Los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir la plataforma adecuada es la facilidad para organizar el contenido, que cuenta con un gestor automático de listas de emails, asistencia al comprador y al productor digital, un checkout sencillo y personalizado, garantía de seguridad, entrega automática de contenido, pago automatizado e informe de ventas.

7. Publicita tu curso en Internet

En el mundo online aquello que no se ve, no se compra. Tendrás que elaborar una estrategia de marketing online para tu negocio. Algunas de las acciones que puedes incluir para promocionar tu curso online es el blog, el posicionamiento SEO, el email marketing, los anuncios pagados, las páginas de ventas, las redes sociales, los materiales enriquecidos, los webinar y transmisiones en vivo o los programas de afiliados.

8. Actualización constante

Aunque elabores un material muy completo, debes mantenerlo siempre actualizado con nuevos contenidos. Identifica las grandes referencias sobre tu tema, lee materiales de fuentes extranjeras, entrevista a expertos en la materia, metodologías de enseñanza, y habla a respecto del contenido, para ganar seguridad en tus explicaciones. Ten en cuenta que cuanto más estudies, más propiedad tendrás al hablar. De esta forma, los alumnos notarán que eres especialista en el tema y recurrirán a ti cuando tengan cualquier duda o consulta.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir