Noticias y Actualidad

El barrio de Salamanca se vuelve increíblemente atractivo para el alquiler

Curiosa situación para un año también bastante curioso. El 2020 va a quedar para el recuerdo a causa de todo lo que ha sucedido desde comienzos de año. Todo ha cambiado en nuestra vida a nivel personal, profesional y social. Y eso es algo que está dejando un curioso reflejo en numeroso sectores que están pasando por una situación todavía más extraña.

Hay un caso en concreto dentro del sector inmobiliario y, dentro de este, en el terreno profesional, que está siendo especialmente llamativo. El famoso barrio de Salamanca en Madrid se está volviendo de lo más atractivo para el alquiler de oficinas. Las empresas lo miran más de cerca que nunca por un fenómeno bastante extraño: la oferta está creciendo muchísimo, pero los precios no se mueven.

El extraño fenómeno de los alquileres en el barrio de Salamanca

Esta zona, considerada una de las más caras y exclusivas de la capital española, está protagonizando un movimiento sin precedentes. Solo hay que echar un vistazo a cualquier empresa que ofrezca el alquiler de oficinas en Barrio de Salamanca para darse cuenta de ello. Comparando con las cifras de comienzos de año, la disponibilidad de locales para negocios se ha disparado exponencialmente. Algo muy positivo para quien quiera lanzarse a la carrera del emprendimiento o cambiar su sede.

Algo todavía más positivo si se comparan los precios de los alquileres. Varias fuentes han destacado que esta zona de la capital tan cotizada apenas ha modificado los precios de las rentas de salida. Los precios de los alquileres están prácticamente igual que estaban al inicio del año. Antes de que pasara todo lo que ha cambiado los planes de medio mundo de golpe y porrazo.

Situación que beneficia especialmente a las empresas, y que demuestra una iniciativa bastante curiosa por parte de los propietarios de estos inmuebles. Por lo general, cuando la oferta aumenta tanto, los precios cambian considerablemente y, generalmente, suben de forma homogénea para mantener la máxima rentabilidad. Sin embargo, aquí la situación ha ido en dirección y sentido opuestos a lo habitual. Un fenómeno que está sorprendiendo al sector inmobiliario en general.

¿A qué se debe la retención de precios de alquiler?

Lo cierto es que no hay un motivo claro que defina esta situación, o que la justifique. Son muchas las voces que se han sumado al debate de la situación en el barrio de Salamanca, como también muchas las que están moviendo ficha para aprovechar estos precios de alquiler tan inusuales. Pero, ¿a qué se debe este inmovilismo en los precios a pagar por los alquileres de las oficinas? Lo cierto es que todas las miradas viran hacia el mismo lugar: la gran pandemia de 2020.

La disponibilidad de inmuebles ha crecido por dos grandes razones principalmente. Por un lado están las empresas que han tenido que desplazarse a otros lugares para ahorrar gastos, o aquellas que, desafortunadamente, han tenido que cerrar sus puertas definitivamente. Por otro lado, están unos propietarios que intentan obtener diversas fuentes de ingresos para seguir adelante, optando por poner en alquiler estos recintos antes no disponibles.

Luego, también hay que ver qué motivos hay tras esos precios de rentas. El principal y más probable, aunque no esté del todo esclarecido, es la necesidad de mantener un atractivo de cara a los clientes. Aumentar los precios en tiempos como estos, que están siendo difíciles a todos los niveles, sería jugar en contra de uno mismo. Hay que bajar o, al menos, retener. Así, aunque haya más «competencia», se sigue ofreciendo algo que resulte fácil de acceder para más empresas.

A esto hay que sumar la ubicación que estamos tratando. El barrio de Salamanca es uno de los más famosos y cotizados no solo de Madrid, sino de todo el país. Un enclave clave, valga la redundancia, para aquellas empresas de renombre que buscan codearse con las mejores de diferentes sectores. Puede que sus precios sean algo más altos que la media en la capital, pero hablamos de una ubicación privilegiada.

¿Qué se espera de cara al futuro?

Es difícil vaticinar un escenario futuro para la situación de las oficinas de alquiler en el barrio de Salamanca, aunque a corto plazo parece que todo va a quedarse tal y como está. A medida que avance el escenario global, avanzará también este pellizco de la geografía española. Se espera, eso sí, que poco a poco disminuya la oferta por el aumento de nuevos arrendatarios.

No obstante, si estos no crecen el escenario más probable es la bajada de precios. Al no haber demanda, la oferta tiene que aumentar su competitividad, y la manera más agresiva de hacerlo es atacando a lo económico. Aunque, ciertamente, los precios actuales ya resultan de lo más atractivos. Máxime, sabiendo que estamos hablando de una exclusiva zona de la capital.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir