Noticias y Actualidad

El coronavirus y el resurgir de la televisión tradicional

televisión tradicional

La crisis del coronavirus ha supuesto un duro varapalo para muchos sectores. Y es que su inesperada aparición en escena y las restricciones y medidas que se han tenido que tomar han trastocado la vida de millones y millones de personas en todo el planeta.

Los confinamientos domiciliarios que muchos países decretaron constituyeron un repentino cambio en los hábitos cotidianos. Las circunstancias dieron lugar a una necesidad de información como nunca antes la había habido, lo que obligó a la sociedad a buscar información en todos los medios que tenían a su alcance. Circunstancia que influyó considerablemente en el consumo de medios de comunicación en España.

Actualmente, la televisión es el medio más usado para obtener información sobre la pandemia, aunque también se han registrado aumentos en otros canales. Además, el cambio más importante se ha dado en la televisión generalista, que ha recuperado buena parte del público que había ido perdiendo en los últimos años debido a la presencia cada vez mayor de los medios digitales, especialmente entre el público joven.

Los periódicos digitales cuentan con un 45% más de visitas que antes y han aumentado su tráfico un 100%; la audiencia de la radio se ha incrementado en un 112% y se posiciona como uno de los canales que más confianza genera entre el público; y la televisión online en streaming suma un 93% de usuarios únicos.

En cuanto a la edad de los usuarios, los aumentos más significativos se registran entre los jóvenes de entre 13 y 24 años. En esta franja de edad se prefiere la televisión en un 78%, seguido de los periódicos digitales con un 50% y los comunicados oficiales con un 46,9%. En cambio, los espectadores más mayores, aunque también prefieren la televisión en un 87,5%, como segunda opción escogen las fuentes oficiales en un 53,5% y como tercera la prensa online con un 49,6%.

Si nos fijamos en el género, los hombres de entre 18 y 70 años se decantan por la televisión, con un 82,6%, seguida de la prensa digital con un 55,7% y de los comunicados oficiales con un 47,4%. Algo similar vemos en el caso de las mujeres, donde un 83,8% de las que tienen entre 18 y 70 años se decantan por la televisión. Sin embargo, prefieren antes las fuentes oficiales, con un 53,3%, que la prensa online, con un 44%.

Y si nos centramos en franjas horarias, las mañanas, la sobremesa y las tardes son las franjas en los que se concentra una mayor cantidad de espectadores, con un 25% del total de la población.

Así pues, es evidente que todas las franjas de edad prefieren la televisión como canal de información, aunque destaca especialmente el aumento entre los jóvenes de entre 18 y 39 años, donde el incremento ha sido del 147% con respecto a momentos anteriores a la pandemia. Ya hacía algún tiempo que los jóvenes habían abandonado la televisión para hacer consumo de medios digitales, ya que les permitían ver lo que querían en el momento que querían. Sin embargo, el Covid-19 ha traído consigo un importante aumento de noticias falsas en redes sociales, por lo que los jóvenes han preferido informarse en la televisión a través de fuentes oficiales.

En definitiva, la pandemia ha hecho que los medios de comunicación tradicionales hayan recuperado cierta credibilidad en un momento de tanta incertidumbre y de noticias falsas que corrían como la pólvora por Internet. Además, los comunicados oficiales se hacían en directo por televisión, lo que dio aún más credibilidad al medio, que permitían obtener información casi sin intermediario.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir