SEO

El peligro del intrusismo en SEO

posicionamiento SEO

Mucho se ha hablado del SEO y de la importancia que tiene para que una web pueda llegar a tener relevancia dentro de internet y, por tanto, sea eficaz a la hora de generar tráfico y captar clientes. Pero de lo que no todo el mundo habla es de la trampa que se esconde tras el intrusismo SEO, personas o agencias que se hacen pasar por profesionales, pero que distan mucho de serlo.

Todas las profesiones corren el peligro de verse afectadas por el intrusismo laboral. Se denomina intrusismo, en este sentido, cuando personas físicas o entidades no cualificadas te venden sus servicios como si tuvieran la formación necesaria y fueran expertos en la materia.

En el caso del posicionamiento web, conocido como SEO, no es distinto, con el hándicap de que la población puede ser más fácilmente engañada por no tener demasiadas nociones al respecto de esta actividad.

El precio es un anzuelo que suelen utilizar los intrusistas

El coste es un valor determinante que hace que, en muchas ocasiones, los empresarios se decanten por un servicio u otro. Aunque obviamente hay que tenerlo en cuenta, sobre todo en los tiempos de crisis que vive nuestro país, no puede ser decisivo.

Y no puede ser decisivo porque se corre el peligro de caer en la trampa de aquellos que, aun no estando reparados, venden sus servicios como profesionales.

Esto no quiere decir que haya que recurrir a los grandes costes de las grandes agencias en posicionamiento SEO, en la mayoría de los casos inalcanzables para las medianas y pequeñas empresas. Existen agencias medianas, como Heybrother.es, que aportan cercanía y brindan a sus clientes un servicio personalizado. Se trata de una agencia dinámica con probada experiencia como expertos en marketing digital y desarrollo web, así como en la gestión integral de branding on-line y off-line.

seo

Los peligros del intrusismo en SEO

Este artículo en el blog de esta web de Cómo distinguir el intrusismo en SEO da pistas para no cometer errores que pueden ser muy perjudiciales a la hora de contratar un servicio de SEO. Vamos a ver a continuación algunos de los más frecuentes.

Errores más comunes a la hora de contratar SEO

El primer error frecuente es confiar en una persona cercana. Si no es un profesional que cuenta con una trayectoria y tiene clientes y trabajos que corroboren su calidad, hay que huir de ellos.

Cualquier amigo o familiar que acaba de hacer un curso SEO no es una persona fiable para este trabajo, y lo que puede parecer barato puede ser simplemente dinero tirado a la basura. Lo importante es poder conseguir un equilibrio entre precio y calidad y obtener resultados duraderos a largo plazo.

El segundo error está relacionado con el exceso de confianza, pero en este caso al dejarse llevar por un nombre o por un precio elevado. Ni una cosa ni la otra. Ni por ser una persona o agencia menos conocida, si se toma en serio su trabajo, tiene por qué hacerlo mal, ni por ser una empresa de renombre y carísima significa que es buena en todo lo que hace.

Por eso se deben exigir resultados medibles, informes, y desde primera hora pedir justificación de las acciones acometidas. Una empresa de SEO profesional debe hacer un estudio del negocio en particular, ver en qué posición se encuentra y cuánta competencia tiene en el sector para las palabras claves con las que quiere posicionar. Al finalizar este análisis, podrán dar los clientes fechas para ir alcanzando hitos, y los clientes deben exigir que se cumplan esos plazos.

Si la agencia de SEO no hace nada de eso, si solo argumenta que los resultados de SEO tardan, hay motivos más que suficientes para desconfiar. Si bien es cierto que los resultados pueden tardar meses, deben dar datos de si van a ser 6, 12 o 18 para poder ver los primeros resultados.

El tercer error más importante es que los empresarios suelen ver el SEO como algo secundario. Hay que verlo como la gran inversión que es, haciéndolo bien y con miras a medio y largo plazo, y no como dinero mal gastado por no obtener resultados inminentes.

Los empresarios deben entender que el objetivo de la página web es atraer tráfico y conseguir clientes, y esto ocurre de manera natural cuando se trabaja el SEO. Solo cuando una página consigue escalar resultados en los listados de Google, consigue visitas orgánicas. El tráfico orgánico es el que interesa. El motivo es porque es el que llega a la web no por una campaña publicitaria de pago, sino porque el usuario ha realizado una búsqueda relacionada el sector o el producto de ese site y Google lo ha posicionado en los primeros resultados.

Si no se trabaja el SEO, el negocio se vuelve inestable, pues solo dependerá de las acciones publicitarias de pago, y en cuando dejas de pagar, vuelves a ser invisible.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir