Marketing

Email marketing: un arma muy potente en la estrategia omnicanal

En los últimos años, los responsables de marketing han tenido que aprender que el camino que siguen los consumidores hasta llegar a los productos y marcas puede resultar de lo más complejo. Y es que ya no se trata solamente de que existan muchos caminos para conectar con ellos, sino de que en la mayor parte de los casos se usan de forma simultánea. Nos encontramos en la nueva era del consumidor omnicanal, en la que los usuarios utilizan todos los canales que tienen a su disposición en el mismo proceso de consumo. Esto quiere decir que los procesos de compra que se inician a través de un canal deben poder continuarse por otro sin dificultad.

Esto hace que los responsables de marketing tengan que perfilar mucho mejor sus acciones y esforzarse por mejorar su posición en el mercado para proporcionar a sus potenciales clientes una experiencia realmente omnicanal que se ajuste a sus expectativas y a sus necesidades.

Es aquí donde entra en escena el email marketing, una estrategia que ha demostrado ser uno de los pilares más resistentes del marketing online, incluso a pesar de la fiebre de las redes sociales. Y, aunque no se trata de una estrategia innovadora, gracias a ella, pueden lograrse muy buenos resultados en términos de retorno de inversión. El ROI de este tipo de campañas sigue siendo lo suficientemente alto como para que siga siendo una pieza clave dentro de las estrategias de marketing de muchas empresas a la hora de conectar con su público objetivo.

¿Cómo integrar el email marketing en una estrategia omnicanal?

Existen cinco factores de especial relevancia que ayudan a consolidar mucho mejor las acciones que se llevan a cabo y a conseguir los resultados esperados.

  • Comunicación «one-to-one»: el email marketing permite a los profesionales del marketing hablar directamente con los consumidores, tanto con los potenciales clientes como con los clientes reales, evitando el ruido en el que se mueven e resto de mensajes y permitiendo un elevado margen de personalización.
  • Comunicación controlada: esta estrategia abre un amplio abanico de posibilidades a la hora de saber quién se qué y cuándo, lo que no puede hacerse en otros entornos como las redes sociales.
  • Segmentación: el email marketing fortalece pautas y oportunidades, teniendo en cuenta las acciones, los mensajes y los intereses de los consumidores. Las empresas pueden enviar los emails más adecuados para cada tipo de consumidor cuando se ponen en marcha determinados procesos y acciones. Por ejemplo, cuando el consumidor se interesa por un servicio o producto en concreto.
  • Mejora de la experiencia: si se coordina de manera óptima con los demás elementos de la estrategia de marketing global y se le da a todo una cohesión, la experiencia general es mucho mejor.
  • Premiar a los consumidores: gracias a una estrategia cohesionada, es posible premiar a los consumidores y ofrecerles añadidos que hagan que se sientan más satisfechos con la marca y fidelizarlos.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir