campañas

¿Es Semrush la navaja suiza del SEO?

Según la revista Forbes, el 80% de las empresas de alrededor del mundo aceleró su transformación digital a causa de la Covid-19. Estimando una inversión de 1,8 trillones de dólares hacia finales de este año, la digitalización no sólo es cada vez más frecuente, sino también más exigente. Y es que, para lograrla, herramientas como Semrush son ya indispensables para alcanzar el objetivo: existir, pero también resistir, en la red.  

Una sola meta: rentabilizar la digitalización

La transformación digital ha sido siempre una evolución en cierto modo previsible. Tras la consolidación de Internet como uno de los pilares de la sociedad moderna, y junto a la necesidad pandémica que espoleó todavía más su imprescindibilidad, un número ingente de empresas ha entendido que el éxito depende del grado de existencia en la red. Es decir, del nivel de accesibilidad y posibilidades de un negocio en ese espacio.

Respondiendo a dicha necesidad, el marketing online se ha esforzado en dar con todo tipo de estrategias que mejoren el posicionamiento de la empresa en la red. Hoy en día, bastando con servirse de un tutorial de Semrush para percatarse de su practicidad y acceder a las posibilidades de una ingeniosa herramienta, capaz de proyectar y de diferenciar nuestro negocio en un entorno virtual cada vez más competitivo y masificado.

Datos y retos de la transformación digital

A nivel global, según publicaba la revista Forbes en el año 2020, la pandemia aceleró la digitalización del 80% de las empresas alrededor del mundo. El cambio, además, ha conllevado una inversión que acrecerá sus cifras gradualmente en el tiempo. Según Statista, se estima una inversión global de 1,8 trillones de dólares en digitalización para finales de este año, esperando que la cifra alcance los 2,8 trillones hacia 2025.

Poniendo el foco sobre territorio europeo, según el informe sobre la digitalización en el continente entre 2021 y 2022 del Banco Europeo de Inversiones, un notorio 46% de las empresas de la Unión Europea invirtió en su digitalización para redefinir su modelo de negocio y aumentar su rendimiento. Sin embargo, en comparación con el liderazgo digital de los EEUU, algunas todavía se resisten al cambio por distintas razones.

Una de ellas, propiciada por el impacto de la Covid-19 en el sector empresarial, que ha impedido obtener ingresos suficientes como para asumir esa inversión. Pese a ello, el auge de la digitalización y su demanda ha permitido que los recursos necesarios para su desarrollo den lugar a potentes herramientas, cada vez más asequibles. Un punto clave para que toda empresa pueda competir con posibilidades en el ecosistema virtual.

Semrush: un todo en uno increíblemente práctico

Definida como “la navaja suiza del marketing” por sus características, Semrush es, en esencia, una herramienta multifunción de posicionamiento SEO. Hecho que resulta muchísimo más atractivo para aquellos negocios que, pese a su querencia y necesidad, buscan rentabilizar la inversión en recursos digitales para impulsar su empresa. Y es que esta herramienta todo en uno dispone de múltiples y útiles estadios de aplicación.  

Desde cobertura mercadotécnica en redes sociales e incluso estrategias de publicidad de pago, Semrush es indispensable para mejorar la visibilidad de una empresa. Es decir, su posición y frecuencia de apariciones entre los resultados listados del motor de búsqueda que emplea el consumidor contemporáneo. Además, una herramienta cuyo uso permite aprender y especializarse en una profesión fuertemente demandada.

¿Cuáles son las características de Semrush?

Las posibilidades de Semrush son casi inagotables, pero entre sus funciones capitales, además de las mencionadas, encontramos el análisis de la competencia —con hasta cinco herramientas distintaso el SEO local —disponiendo de un acurado target geográfico para incidir mejor sobre nuestros clientes potenciales por ubicación. Así como los trends, útiles para revisar las tendencias del mercado y de la competencia.

Asimismo, Semrush también resulta útil para reforzar el marketing de contenidos, con un catálogo de 14 tipos distintos de herramientas para optimizarlo. Entre otros, pudiendo hacer un seguimiento de marca y rankings, redactar artículos y, finalmente, medir el impacto de nuestra campaña. Este último punto, de gran importancia para redefinir estrategias a partir de errores y, muy importante, acotar los temas de la campaña.

En relación a ello, la auditoría de contenido que proporciona Semrush es también útil para visualizar el rendimiento del mismo como estrategia. En definitiva, una herramienta que nos permite escoger, desgranar y mejorar un compendio de estrategias —aquí su comparación de planes— que, sentarán las bases de una digitalización victoriosa. Cuyo alcance no sólo depende del objetivo, sino de los medios idóneos para lograrlo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.







Subir