Noticias y Actualidad

¿Está Telegram haciendo peligrar el imperio de Whatsapp?

Telegram

Desde que las aplicaciones de mensajería instantánea hicieron su aparición en el panorama de la comunicación, Whatsapp destacó por encima del resto instaurando un reinado que dura ya más de una década. Y, aunque todas aquellas que han intentando hacerle sombra han terminado fracasando, en los últimos meses parece que Whatsapp ha comenzado su declive a favor de sus competidores, que luchan por hacerse con el trono.

Un simple anuncio sobre el cambio de la política de privacidad de la aplicación ha hecho que vuelva a estar en el punto de mira. A finales del año 2020, el servicio de mensajería del imperio Zuckerberg anunció que compartiría los datos de sus usuarios en todas sus plataformas y que sería necesario aceptar estas condiciones para continuar usando la aplicación.

Esta medida no podría aplicarse en los países miembro de la UE, al no estar permitido por el Reglamento General de Protección de Datos, pero sí en el resto del mundo, lo que ha puesto en alerta a los usuarios de la plataforma, que han comenzado a buscar alternativas. Lo que demuestra que la preocupación sobre el uso de la información personal que las grandes compañías tienen sobre nosotros ha comenzado a calar en todo el mundo. Los consumidores ya no están dispuestos a renunciar a su privacidad a cambio de servicios gratuitos. Ya no quieren sentirse como rehenes de los monopolios tecnológicos que casi siempre parecen terminar saliéndose con la suya.

Una situación que ha sido aprovechada por Telegram para ganar seguidores y hacer tambalear el reinado de Whatsapp. En sólo 72 horas había ganado 25 millones de usuarios nuevos, contando actualmente con más de 500 millones de usuarios en todo el mundo. Debido a este avance y al aluvión de críticas recibidas, Whatsapp ha decidido retrasar el cambio de política de privacidad.

Es cierto que los 500 millones de usuarios de Telegram distan mucho de los más de 2.000 millones de usuarios de Whatsapp que, además, suelen ser bastante activos, pero lo cierto es que el crecimiento experimentado en el último mes ha sido espectacular, sobre todo si tenemos en cuenta que el incremento habitual de usuarios al día suele ser de 1,5 millones, lo que supone una cifra cinco veces mayor de lo normal.

No obstante, hay que decir que Telegram no ha sido la única beneficiada de este boicot por parte de los usuarios contra Whatsapp. Después del anuncio de los cambios en la privacidad, el empresario Elon Musk recomendó la aplicación de mensajería Signal, bastante desconocida aún para el gran público. Esto hizo que Signal multiplicara en un 4.000% la cantidad de descargas en los mercados de Google y Apple, llegando a colapsar el sistema.

Esta migración masiva no quiere decir que los usuarios vayan a abandonar Whatsapp, pero sí evidencia las suspicacias hacia unas nuevas condiciones de uso. Obviamente, Whatsapp ha salido a defenderse, asegurando que se seguirán protegiendo la privacidad de los mensajes y su encriptación punto a punto y que no compartirán los contactos con Facebook, de modo que ninguna de las dos puede ver la localización compartida.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir