Cultura

Inteligencia artificial: clave para la supervivencia de las marcas de lujo

Si existe un sector que está estrechamente ligado a lo creativo y donde las ideas son de vital importancia es la moda, sobre todo cuando hablamos de marcas de lujo y de pasarela. Basta con pensar en cómo son representadas en la cultura popular para visualizar esta situación.

Sin embargo, la industria de la moda, incluida la del lujo, ha estado también muy relacionada con el mundo de los negocios y la innovación tecnológica. Las grandes maisons del París de la Belle Époque eran pioneras en la aplicación de las últimas técnicas de marketing. Todas ellas se benefician de los avances de la tecnología para aplicar nuevos patrones, colores y telas.

Actualmente, cien años más tarde, las cosas no han cambiado mucho. Las grandes marcas de moda no solamente son elementos de genio creativo, sino también modelos de cómo incorporar la tecnología a las estrategias de negocio y de marketing. Ahora, esta tecnología es la Inteligencia Artificial.

Gracias a la Inteligencia Artificial, podemos gestionar nuestros productos, mejorar el inventario, anticiparse a las tendencias y picos de demanda, etc. Pero, sobre todo, adelantarnos a los que los consumidores quieren y estar preparados para ofrecérselo. Todo ello con el objetivo de mejorar la experiencia de cliente. Por eso, hay muchas empresas que están apostando apostando ya por la Inteligencia Artificial, lo que evidencia que la Inteligencia Artificial es válida para todos y que en todas las industrias, incluso en quellas que están más relacionados con las ideas, tienen aplicaciones potenciales.

En los últimos años, las empresas de lujo han abrazado la transformación digital y la han convertido en una pieza fundamental para conectar con su público objetivo. Estas marcas se resistieron durante mucho tiempo a dar el salto al comercio electrónico y al mundo virtual, porque pensaban que sus potenciales compradores no estaban en el mundo online. Hoy en día, tienen bastante claro que la tecnología es indispensable para llegar a su audiencia.

Se prevé que un 20% de las compras de lujo en el año 2025 sean online y que el 80% de todas ellas estén influidas por lo digital. Las empresas han implementado distintos elementos TI para continuar siendo importantes, desde más actividad en redes sociales hasta elementos de tecnología más avanzados, como la realidad virtual o aumentada o la Inteligencia Artificial para enriquecer la experiencia del cliente.

Las empresas que están incluyendo este tipo de tecnologías, ya han empezado a notar los resultados. Por ejemplo, Gucci salió de la crisis porque supo dar el paso hacia la transformación digital y posicionarse mejor en el mundo online. Gracias a ello, ahora tiene un gran peso entre el público millennial. Por su parte, Burberry ha apostado por el Big Data y la Inteligencia Artificial para dar un empuje a sus ventas y mejorar su relación con los consumidores. Todas sus estrategias son personalizadas al detalle para cada uno de sus potenciales compradores.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.







Subir