Email Marketing

La importancia de la personalización en el email marketing

Aunque se trata de una de las estrategias de marketing más veteranas y ha estado presente desde los primeros años de la red, el email marketing sigue siendo uno de los formatos preferidos por los responsables de marketing. Lo cual tiene mucho que ver con su elevado retorno de inversión, lo que la convierte en una de las estrategias más rentables.

Además, a diferencia de otras herramientas, permite tener siempre el control sobre el canal, el mensaje y los receptores. Lo cual ha ido ganando importancia conforme las estrategias de social media se han ido haciendo cada vez más complejas. Lo que no quiere decir que en email marketing no sea necesario establecer una estrategia. No basta con seguir trabajando como hace dos décadas. Y es que las expectativas de los clientes han ido evolucionando considerablemente.

Para poder conectar con los consumidores y que nuestra estrategia funcione, es fundamental no perder de vista la personalización. Actualmente existen infinidad de herramientas de email marketing, como AB Tasty que permiten ajustar los mensajes a cada usuario en función de su perfil, sus intereses y el momento en el que se encuentran dentro del proceso de compra. La idea es que nuestros emails sirvan como un elemento de valor y para conectar al consumidor con la marca.

¿Por qué los consumidores valoran tanto la personalización?

Las numerosas investigaciones realizadas al respecto en los últimos años demuestran  la importancia de la personalización en el email marketing. Es más, los consumidores ya esperan recibir contenidos personalizados, se ha acostumbrado a las experiencias y a las ofertas personalizadas, y dan por hecho que las marcas van a hacer este trabajo. Y reconocen que su respuesta antes este tipo de emails es más positiva.

El email marketing es una herramienta pensada para conversaciones de tú a tú y en una conversación de este tipo es muy importante reconocer al consumidor y adaptar correctamente el mensaje.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los usuarios reciben cada vez más mensajes a través de Internet, lo que hace que sus bandejas de entrada se llenen de correos sin leer, por lo que resulta más importante que nunca saber llamar su atención y conseguir que lo abran. Cuando el contenido se personaliza, la tasa de apertura puede mejorar hasta en un 26%. Pero la personalización también aumenta las ventas, mejora la fidelidad de marca y la conexión entre los consumidores y la empresa. Además, las probabilidades de compra se incrementan en un 80%. Con lo cual, resulta más que evidente que la personalización en email marketing no es una opción, sino una obligación.

¿Cómo personalizar los emails?

La cuestión es que no basta con ciertos marcadores «estéticos». Personalizar un email va más allá de cambiar el nombre de los consumidores en los envíos y de acompañar el proceso con ciertos mensajes. La idea es usar de la manera más eficaz posible la información que tenemos sobre los consumidores. Se necesita definir el perfil de los clientes, segmentando a los potenciales receptores por nichos y ajustando lo que se mandará a cada grupo. Incluso aquellos datos que a priori puedan parecer poco importantes pueden  ayudarnos a crear oportunidades de venta ajustadas a las necesidades de los consumidores. Y, por supuesto, es fundamental analizar los resultados una vez que los emails han sido enviados, con el objetivo de aprender a optimizar futuros envíos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir