Móvil Marketing

La importancia del marketing móvil para las empresas

marketing movil

Antes de que el coronavirus llegara para poner patas arribas nuestras vidas, el móvil ya era una pieza fundamental con la que trabajar y en la que apostar a la hora de planificar estrategias de marketing y ecommerce. Los consumidores de hoy en día se encuentran permanentemente conectados a sus smartphones y están pendientes en todo momento de lo que sucede.

Y si ya era importante antes del coronavirus, en pena pandemia se ha convertido en una pieza imprescindible dentro de cualquier estrategia. El móvil ha asumido nuevos usos y nuevas presencias, siendo utilizado por ejemplo como herramienta para pagar. Pero también se encuentra muy presente en todos los ámbitos de nuestra vida diaria para acceder a diferentes contenidos, entrar a nuestras redes sociales o a las aplicaciones de mensajería instantánea.

El Covid-19 no ha hecho más que acelerar un proceso que ya se encontraba en pleno crecimiento en nuestro país. Ha acelerado nuestra relación con el mismo. De hecho, ahora pasamos un 20% más de tiempo con nuestros smartphones. Pero además, ha servido para eliminar las últimas barreras en el acceso a algunos servicios, como es el caso del m-commerce.

El confinamiento se ha convertido en la época dorada del m-commerce. El crecimiento del engagement a través de este medio creció en un 40% y los gastos de adquisición de consumidores móviles descendieron. No solamente hemos aumentado la cantidad de compras que hacíamos por Internet durante la cuarentena, sino que además hemos usado mucho más nuestros móviles para ello.

Así pues, esto no hace sino demostrar que las empresas deben tener muy presente al móvil y entender qué es lo que esperan los consumidores dentro de este entorno. Las páginas que no ofrecen una óptima experiencia de navegación, con contenidos que no encajan dentro de este escenario o el no permitir la realización de todos los procesos a través del móvil ya son inadmisibles. Ahora es más importante y más necesario que nunca lograr que todo fluya dentro del entorno móvil y que los consumidores lo tengan todo muy fácil.

Hay que tener en cuenta que, ahora, los consumidores usan sus dispositivos móviles en sus ratos muertos, sin ningún objetivo claro y sin nada en mente. Pero por mucho tiempo libre que tengan los consumidores o que dediquen a sus dispositivos móviles, las marcas siguen teniendo que enfrentarse a que sus aplicaciones queden sepultadas en medio de un montón de contenidos que no les resulten interesantes. Y lo que es peor a que terminen convirtiéndose en una suerte de basura en el móvil, salvo que sea capaz de atraparlos de forma innovadora.

Esto significa que las estrategias de las empresas no deben solamente enfocarse en crear una mejor experiencia móvil, sino que también deben pensar muy bien cómo conectar con los consumidores y qué hacer en ese entorno. Pero tampoco deben olvidar que el mercado cambia constantemente. Y también lo hace la manera en la que los consumidores descubren contenidos y conectan con las aplicaciones. Los métodos que hasta hora resultaban efectivos para posicionarse en las apps stores ya no funcionan.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir