Noticias y Actualidad

La televisión cae a mínimos históricos: cada vez vemos menos tele

El mes de enero ha cerrado con mínimos históricos en consumo de contenidos televisivos tradicionales, corroborando que se está produciendo un cambio muy sustancial en el modelo de consumo y una consolidación de las plataformas de vídeo bajo demanda, como Netflix o Amazon Prime. Las televisiones se niegan a asumir la nueva situación y quieren seguir pensando que todavía cuentan con un mercado constante de consumo, pero la realidad es muy distinta.

Lo cierto es que para ver datos como los actuales tenemos que remontarnos al año 1993, uno de esos años en los que las televisiones privadas estaban ya dinamizando el consumo de la televisión en nuestro país. En enero, los españoles has visto la televisión una media de 3 horas y 46 minutos al día, lo que supone una reducción de 16 minutos con respecto al año 2019.

Aunque los datos varían en función del sexo y de la edad. Las mujeres siguen siendo las que más televisión ven de media (4 horas y 2 minutos al día). Y los mayores de 64 años prácticamente duplican la media del promedio de la población, con una media de 6 horas y 11 minutos de televisión al día.

No obstante, lo más curioso no es solamente la caída de los tiempos de consumo diario de televisión, sino que además, está surgiendo un fenómeno cada vez más interesante sobre consumo de medios. Estamos hablando de los telefóbicos, personas que no ven nunca la televisión y que representan ya el 4,3% del total de los potenciales espectadores de la televisión en España. Esto quiere decir que casi 2 millones de personas en nuestro país no ven ya ni un minuto de televisión lineal al mes.

A esto debemos añadir que se está produciendo una caída en la cantidad de espectadores que consumen televisión de manera diaria. Aproximadamente, el 70% de la población ve la televisión a diario, el equivalente a 31,7 millones de personas. Una cantidad que supone una caída de 1,20 millones de personas frente a datos de años anteriores.

Así pues, la realidad es que el mercado de la televisión en nuestro país está atravesando claramente por una etapa de transición hacia un nuevo modelo. La televisión, que ha sido la protagonista indiscutible del ocio en el hogar a lo largo de tantas décadas, se está enfrentando a un trasvase de espectadores hacia nuevos soportes. El éxito de las nuevas plataformas de vídeo en Internet han dinamitado el mercado y se encuentra todavía lejos de haber alcanzado su máximo potencial.

Pero además, hay que tener en cuenta que la lucha no será entre plataformas de pago, sino que conllevará más bien una competencia por el tiempo entre la tele y un mercado de Vídeo Bajo Demanda más potente.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir