Marketing

Las alternativas libres de combustión al cigarrillo convencional

Que fumar mata es una verdad universal. El vínculo entre el cigarrillo y cáncer u otras enfermedades relacionadas con fumar es innegable. Hoy día, los consumidores están buscando soluciones más saludables al cigarrillo, como los productos libres de humo, que se sitúan como una ecuación de potencial reducción de riesgo y que buscan desincentivar el uso del cigarrillo.

Pero, ¿pueden estos productos realmente servir como herramientas para ayudar a los fumadores a dejar de fumar? 

EL CRECIMIENTO DE LAS ALTERNATIVAS

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., el 68% de los fumadores desea dejar de fumar cigarrillos, sin embargo, la mitad de ellos lo intenta cada año y solo el 7% lo logra. Esta puede ser una de las razones por la que cada vez son más los usuarios que buscan una alternativa que pueda mejorar su calidad de vida.

En consecuencia, los productos de vapor electrónico de nueva generación están aumentando en popularidad. Según datos de Euromonitor, la cantidad de vapeadores en el mundo ha crecido de 7 millones, en 2011, a 41 millones, en 2018, y se espera que lleguen a los 55 millones solo para el 2021.

En 2018, se estimaba el mercado total de estos dispositivos en cerca de US$22.600 millones, y la proyección para el 2022 es que supere los US$43.000 millones, mientras que para la misma fecha podría llegar a los US$84,8 millones, solo en Latinoamérica.

Aunque aún existen preguntas acerca de los riesgos de los productos sin humo, muchos expertos están de acuerdo que los cigarrillos electrónicos tienen un papel relevante en la salud pública.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir