Publicidad

Las caras más populares en los anuncios de la última década

Cuando alguien se hace famoso, se genera una suerte de efecto llamada. De pronto, esa persona parece ser el famoso del momento y empezamos a verla por todas partes. Es la gran estrella de la que todo el mundo quiere saberlo todo, lo que hace que los medios publiquen  cientos de noticias relacionadas con su vida y su trabajo. Aparece en todas las noticias y en todos los medios, haciendo que sea casi imposible escapar de su presencia.

Obviamente, el sector en el que trabaja esa persona ha entendido lo importante que es y busca aprovechar su momento de estrellato como garantía de atención, porque sabe que el público prestará atención porque tiene frente a ellos la cara de esas persona del momento. Así pues, la industria se lanza a intentar capitalizar a ese personaje como sea

Esto hace que su presencia y sus trabajos se multipliquen considerablemente. Basta con pensar en la fiebre Rosalía de los últimos meses. La cantante no solo ha incrementado el número de conciertos de su gira, eventos y lanzamientos musicales, sino que además ha aparecido en todos los medios y ha protagonizado todo tipo de noticias.

Pero además, suele ser habitual que la persona del momento se convierta también en el rostro publicitario del momento. Según un reciente estudio llevado a cabo por AdAge donde se ha analizado cuáles han sido los famosos más utilizados por las grandes empresas, puede que muchos consumidores sientan que han visto a Chrissy Teigen y John Legend en todas partes, en cierto modo porque lo han estado.

Además, durante los últimos 10 años, Terry Crews, Idris Elba, Tina Fey, Jeff Goldblum, Neil Patrick Harris, The Rock, Mindy Kaling, DJ Khaled, Rob Lowe, Betty White y un par de estrellas del deporte estadounidenses han aparecido en muchísimos anuncios. En España, personalidades de la talla de Antonio Banderas, Antonio Resines, el presentador Carlos Sobera o el popular Matias Prats son algunos de los ejemplos de los rostros más conocidos de la publicidad española. Se han pasado los últimos años saltando de una marca a otra y de un nicho a otro.

Pero, aunque estas han sido las estrellas más solicitadas, no han sido las únicas que han tenido una presencia masiva. Por ejemplo, las hermanas Kardashian podrían protagonizar un estudio ellas solas. Cardi B, Serena Williams o Matthew McConaughey también han sido estrellas habituales de los anuncios de la última década. Eso sí, aunque con menos marcas que las celebridades hiperutilizadas.

La pregunta que nos surge es si al final merece la pena recurrir siempre a los mismos famosos y utilizar las mismas caras. El pico de éxito del personaje y el hecho de que esté en todas partes y en todos los nichos puede terminar causando el efecto contrario a lo que se busca. El famoso del momento acaba por morir de éxito y por saturar a los consumidores que empieza a hartarse de encontrársela siempre en todos los anuncios.

A esto hay que añadir que la marca se enfrenta a una situación complicada. Y es que el pasado de su estrella puede exponerla a relacionarse de manera indirecta con marcas poco deseables para su propia fama o, directamente, con sus competidores.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir