Publicidad

Los mejores anuncios de Navidad de 2020

anuncios de Navidad

Con la campaña de Navidad llega la avalancha de anuncios temáticos y, el mismo modo que en otras épocas de consumo del año, la Navidad también cuenta con sus propios códigos publicitarios y con sus propios elementos para llamar la atención de los consumidores y transmitir sus mensajes.

Años atrás, los anuncios navideños apostaban por la vida familiar, por la conexión con los demás y por elementos emocionales que buscaban sacarnos alguna que otra lagrimilla. Pero en los últimos años el anuncio emocional navideño había entrado en crisis. Los consumidores se lo creían menos y empezaban a estar insensibilizados ante este tipo de anuncios.

En el año de la pandemia, nada es como se esperaba que fuese a ser y tampoco nada es como antes. Las empresas no podían evitar el anuncio de Navidad, pero no tenían unas normas claras sobre lo que se tenía que hacer y lo que no. Nadie sabía muy bien cómo tenía que ser el anuncio de Navidad. A lo que hay que añadir los problemas de presupuesto relacionados con los recortes post-covid y los de producción.

Viendo todos los anuncios navideños destacados que se han estrenado, podemos extraer ciertas conclusiones sobre por qué han apostado las empresas y cuáles son los recursos que se están usando para llegar a los consumidores.

El anuncio entrañable 

Los anuncios de Navidad han apostado desde siempre por lo entrañable, ya que se trata de una época propicia para ello. Por ejemplo, la campaña británica de la famosa cadena de supermercados Sainsbury se ha decantado por un anuncio en el que un padre habla con su hija por teléfono. El padre tiene su propia receta de salsa y su propia canción, que la hija lamenta que la avergüenza.

El anuncio de Navidad solidario

Algunas empresas han creado campañas solidarias o que intentan animar a los consumidores a que sean solidarios. La campaña de John Lewis, la más esperada en estas fechas y que suele hacerse viral, apunta en esta dirección. A través de distintos formatos de imágenes, intenta recordar la importancia de ayudarnos unos a otros. Y lo mismo ha hecho IKEA en colaboración con Save The Children.

Luces, marcas, regalos y cosas navideñas

Por supuesto, nunca falta un lugar para los clásicos anuncios de Navidad que presentan los atributos de las fiestas y que buscan vendernos productos relacionados con estas fechas. Es el caso del anuncio de Apple, que presenta su HomePod Mini, que podría lanzarse en cualquier época del año simplemente cambiando la ambientación. Por su parte, Gucci apostó por crear una fiesta de Navidad de los 90, apelando a la nostalgia de los consumidores, pero con un toque de humor.

El anuncio que no olvida el coronavirus

Amazon y la Lotería de Navidad ya usaron directamente este contexto para sus campañas, con anuncios en los que el coronavirus está muy presente y en los que se reconocen sus efectos y se recuerda la enfermedad de una forma u otra. Pero también lo hace la campaña de Carrefour, donde aparecen trabajadores reales que cuentan su historia en un año tan distinto.

El anuncio lacrimógeno

Aunque lleva varios años en crisis, hay varias empresas que han apostado este año por este tipo de anuncios. Puede que esté relacionado con los principios de la publicidad del Covid-19, cuando los anuncios emocionantes estaban en boga. Las campañas de Coca-Cola y Disney de este año se centran en la idea de que lo importante es la familia y estar con ella en un año en el que es muy complicado.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir