Noticias y Actualidad

Los tres consejos para mantener tu cigarrillo eléctrico en buen estado

Actualmente cada vez más gente se inicia en el hábito del vapeo. En países como España decenas de miles de personas han dejado el tabaco tradicional  en los últimos años por esta forma alternativa de fumar que cada vez cuenta con más respaldo incluso entre los expertos en salud que confirman sus múltiples ventajas. A su vez la gran variedad de e-liquid en línea  a los que podemos acceder en el mercado actual hacen que los cigarrillos electrónicos cuenten con una variadísima gama de productos auxiliares que posibilitan que las personas que practican este hábito disfruten de una manera absolutamente personalizada su experiencia.

Pero como todo objeto de uso habitual el e-cigarrillo cuenta con una forma de empleo recomendada y por lo tanto con un mantenimiento que es necesario seguir rigurosamente si se quiere conservar en buenas condiciones el equipo y alargar su vida útil lo más posible. Por eso aquí vamos a dar los tres principales consejos que recomiendan los expertos en este sentido.

Primer consejo, realiza un primer uso responsable conociendo bien tu equipo

Como todo objeto que se usa por primera vez es completamente necesario leer previamente las instrucciones antes de utilizarlo. Leer las mismas hará que puedas entender completamente el funcionamiento interno del equipo, lo que favorecerá desde el principio el cuidado del mismo. En el caso de e-cigarrillos de sistema abierto es muy importante fijarse en lo que se recomienda en  las instrucciones en lo referente a la recarga del depósito.

Recargar el depósito generalmente implicará una operación sencilla en la que se deberá siempre verter el óleo de la manera más cuidadosa posible para evitar que se vierta sobre el claromizador que es el componente encargado de facilitar en última instancia el vapeo al usuario. De producirse este hecho se correría el riesgo de afectar a la resistencia del equipo.

A la hora de recargar el e-líquido es muy importante recordar a su vez dos cosas, la primera en no apretar en demasía los cierres del mismo para no forzarlos y pasarlos de rosca con el tiempo, porque eso acabaría deteriorando el funcionamiento del cigarrillo a medio plazo. A su vez es muy importante recordar que nunca se debe vapear con el depósito cercano a vaciarse ni siquiera  durante los primeros usos. Esta acción que muchos usuarios realizan por desconocimiento o falta de previsión,  puede deteriorar algunos componentes del equipo por lo que es recomendable recargar el líquido en cuanto esté próximo a agotarse sin esperar a que casi esté vacío el depósito.

En cuanto al uso de la batería es necesario, como así vendrá reflejado en las instrucciones, el cargar completamente la misma antes de usarla las primeras veces. La batería como pasa en otros componentes electrónicos necesita de un tiempo concreto para cargarse totalmente durante el cual no ha de ser desconectada por el usuario mientras la acción de la carga no concluya. De así hacerlo se corre el riesgo de acortar su vida útil.

Segundo consejo, la limpieza es lo más importante

Es fundamental limpiar cada semana el equipo. Para realizar una buena limpieza es muy importante esmerarse en repasar los componentes más pequeños del  e-cigarrillo cómo pueden ser la boquilla y las roscas de cierre. Es muy importante comprobar que no queden restos de líquido en ellas. La limpieza de estos componentes puede realizarse perfectamente con un pequeño trapo o una servilleta. Si por alguna razón llegado el momento de su uso a la hora de vapear notamos algún sabor extraño muy probablemente sea necesaria una limpieza más en profundidad. Para realizar esta será necesario desmontar el equipo teniendo especial cuidado en no afectar a los componentes electrónicos mojándolos o humedeciendolos ya que afectaría al uso del dispositivo.

Tercer consejo, evitar guardarlo en zonas  húmedas y evitar caídas

Los e-cigarrillos como objetos  electrónicos que son deben estar alejados del agua o de la humedad en todo momento. No es recomendable tenerlos guardados en lugares como baños o exponerlos a zonas húmedas, ni durante su uso ni cuando no se estén utilizando.

No menos importante es tener sumo cuidado a la hora de manipularlos para evitar que el aparato se caiga o sufra golpes imprevistos que pueden afectar a su funcionamiento.

Todos estos consejos son muy útiles a la hora de hacer un uso seguro de un e-cig. Especialmente los usuarios noveles son los que más cuidado deben tener en el momento de empezar a emplear sus equipos si quieren mantener una vida útil razonable de los mismos. Hoy por hoy llevar buena cuenta de consejos como estos es muy sencillo ya que existen expertos como Terpy.es donde cualquier persona puede informarse y acceder a los productos más variados de manera fácil y segura. Todo ello con la comodidad que ofrece recibir los mejores servicios sin moverse de casa.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir