Influencers

Marketing con influencers: ¿realmente conecta con los consumidores?

A lo largo de 2019, el marketing con influencers se ha convertido en el blanco de numerosas críticas. Un fenómeno que nació bajo el amparo de las redes sociales y que, en muy poco tiempo, se convirtió en la gallina de los huevos de oro para muchas empresas que destinaron importantes presupuestos a este tipo de estrategias.

La cuestión es que la burbuja creció tanto, que terminó explotando. Tal vez se creó un excesivo hype artificial en la que las cosas no eran tan transparentes como tenían que ser, lo que puede resultar arriesgado cuando no se deja claro qué es y qué no es un anuncio. Pero además, resulta muy complicado establecer qué tipo de información es fiable y cuál no, ya que la compra de engagement y seguidores falsos es bastante sencilla.

A todo esto hay que sumar que el frenesí por los influencers y por lo que pueden hacer está creando una división entre generaciones, ya que concentrándose principalmente en los influencers, los profesionales del marketing se están olvidando de otros grupos demográficos. Hay que tener en cuenta que los influencers no llegan a todo el mundo y no influyen en todos los consumidores de la misma manera. Y es que para aquellas personas de más edad, sus opiniones y mensajes no tienen la misma relevancia que para los consumidores más jóvenes.

De hecho, esta es precisamente una de las quejas más habituales entre los consumidores más mayores, que sienten que cuando cumplen cierta edad, parecen volverse invisibles para las marcas o directamente pasan a formar parte del cliché de jubilado.

Los datos de los estudios sobre demografía y marketing con influencers evidencian que existe un desequilibrio generacional entre a quienes llegan los mensajes de los influencers y a quienes no lo hacen. En general, los consumidores más jóvenes son más receptivos a los mensajes de los influencers, confían más en  lo que les cuentan y compran más los productos que les recomiendan.

Según un estudio llevado a cabo por GlobalWebIndex, la media de usuarios que ha comprado algo porque lo ha visto en la publicación de algún influencer está en un 17%. No obstante, esta media se sustenta sobre posiciones radicalmente distintas en función del grupo de edad que tengamos en cuenta. En el caso de los baby boomers, solamente un 6% compró el producto recomendado, mientras que si nos fijamos en la Generación Z, el porcentaje aumenta hasta el 22%.

Estos datos pueden completarse con las investigaciones realizadas por Morning Consult, que revela que la mitad de los millenials y de los miembros de la Generación Z confían en los influencers a la hora de tomar sus decisiones de compra. Y es que, como explica la analista de eMarketer Debra Aho Williamson, «para los adolescentes y jóvenes adultos, los influencers que siguen en redes sociales son una parte importante de sus vidas, tanto para entretenimiento como para inspiración«. A lo que añade que, a pesar de ello, no deja de ser uno de los muchos factores que influyen en las decisiones de compra.

Así pues, incluso para aquellos grupos de edad para los que los influencers juegan un importante papel en sus vidas, estos personajes tampoco lo con todo. Con lo cual, las estrategias de marketing con influencers deben complementarse con una estrategia de marketing más general, que toque también otros puntos clave.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir