Empresa

Marketing offline: 5 razones para organizar un evento

Una reunión social brinda todo lo que una videoconferencia no puede y es una estrategia fundamental para cualquier empresa u organización. Aún en la era digital, los eventos offline son un empuje inigualable para el engagement, la imagen de marca y la confianza de los clientes y proveedores.

Es una realidad que, aún en la era digital, los eventos «offline» siguen teniendo mucho peso ya que permiten conocer a las personas detrás de webs, redes sociales, etc. Para organizarlos con todas las garantías, deberemos contar con un proveedor de confianza como Eventop Carpas.

Esta empresa facilita servicios como venta y alquiler carpas, tarimas y complementos, que será una de las primeras cuestiones a tener en cuenta para gestionar el espacio y las instalaciones donde tendrá lugar el evento.   

Pero antes de dar los primeros pasos para la concreción del evento, hace falta estar 100% seguros de que será una iniciativa fructífera para los fines de la organización. Aquí hemos reunido cinco razones que te convencerán de que los eventos offline son una buena idea.

Incrementan el engagement con el cliente

Un evento distendido genera una experiencia agradable para el cliente, que se traduce directamente en su decisión de compra. Es el escenario ideal para poner en marcha una serie de acciones basadas en el contacto presencial, conseguir su compromiso y demostrar el propio.

La interacción persona-persona brinda al cliente la imagen de una empresa que sabe moverse en el mundo real, que puede responder a sus necesidades y que está asociada a una vivencia positiva tangible.

Las demostraciones o exhibiciones de productos y servicios durante el evento, así como también los shows en vivo y presentaciones, son algunos ejemplos en los que se puede incrementar el compromiso con el cliente.

Son la forma más efectiva de diferenciarte de la competencia

Sea cual sea la temática del evento desarrollado hay una realidad innegable: en ese momento el cliente o potencial cliente está en el evento de tu marca y no en el de la competencia.

Es una magnífica oportunidad para posicionarte por encima de la competencia y conquistar definitivamente el corazón de los clientes mostrando que los beneficios de tu empresa son superiores a los de la competencia por una sencilla razón: se adaptan mejor a las necesidades de la persona.

Para ello, es importante delinear el perfil de los asistentes y destacar solo los aspectos de la marca que puedan resultarle relevantes, de lo contrario puede ser abrumador e incluso, perjudicar la imagen o concepto de marca ganado hasta ese momento.

Refuerzan la imagen de marca

Tal y como mencionamos anteriormente, todo lo que ocurre en un evento offline es una oportunidad única para seducir al cliente con los atributos de nuestra empresa o marca.

Desde la elección del mobiliario e instalaciones de la que hablábamos al comienzo del artículo, hasta la disposición de los invitados, pasando por el catering, la música y los momentos de entretenimiento: todo dirá algo sobre la marca.

El contacto personal es sin duda un sello en este sentido, pero no se limita al momento del evento en sí, sino que comienza antes y perdura después.

Es decir, la imagen de marca se reforzará desde las invitaciones y las expectativas previas generadas a través de redes sociales, tarjetas, anuncios, etc. Y continuará reforzándose en el seguimiento del evento, como por ejemplo, fotos y anécdotas compartidas o vínculos establecidos.

Son la manera más rápida de ganar nuevos clientes

Invitar a un cliente potencial a un evento es casi como invitarlo a ser nuestro cliente. Existe un pacto tácito por el que se entiende que quien decide asistir al evento de una marca, está abierto a conocerla de cerca, a probarla, a dejarse tentar. Esto es crucial para una empresa en fase expansiva.

También es cierto que un cliente potencial no es un lienzo en blanco: trae expectativas y nada es más peligroso que una primera mala impresión. Por ello, habrá que prever cuáles son las perspectivas de los asistentes, para responder a la altura de las mismas.

Un evento de dos horas puede lograr captar y/o fidelizar más clientes que algunas estrategias que demoran varios meses en dar los primeros resultados, siempre que sean adecuadamente planificadas acorde al Plan de Marketing.

Son un termómetro de la satisfacción de los clientes

Durante un evento de marketing online pueden observarse en tiempo real y sin filtro alguno, las reacciones que provocan todas y cada uno de nuestras acciones de marketing, cuáles son las preferencias de los clientes, cómo actúan las personas ante cambios en la marca o producto, etc.

Algunas ideas más explícitas para conocer el grado de satisfacción son dejar un libro de invitados donde puedan volcar sus opiniones, incluir live.cams para que puedan dejar testimonios en forma de vídeos, etc.En conclusión, los eventos son una poderosa herramienta offline, cuyas ventajas se traducen en varios ámbitos comunicacionales, sumando acciones concretas para lograr los objetivos del plan de marketing de una empresa. Como todo, el éxito o fracaso de esta estrategia dependerá de la antelación, la audacia y la originalidad con que se planifique el evento.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir