Móvil Marketing

Ordenador vs móvil: ¿Dónde compramos mejor?

Aunque para muchos consumidores el ordenador sigue siendo el dispositivo donde terminan la compra, los móviles y las tablets están aumentando cada día más su poder en el comercio electrónico. Conscientes del tirón que el m-commerce está teniendo y de que los consumidores aprovechan cada vez más los «ratos muertos» para hacer sus compras online, las tiendas online están diseñando de manera cada vez más eficaz sus espacios móviles.

El creciente poder del smartphone como espacio para la compra obliga a las empresas a tenerlo cada vez más presente, pero también a cambiar la manera en la que se presentan las cosas y a analizar cómo se toman las decisiones de compra en este tipo de dispositivos. Y es que hay que tener en cuenta que no es lo mismo navegar por la pantalla de un móvil que por la de un ordenador. La experiencia es completamente distinta.

Desde el punto de vista del consumidor, las mejores decisiones de compra, las más informadas, se toman delante de la pantalla del ordenador. Un dato que puede tener implicaciones muy importantes a la hora de planificar la estrategia para las empresas.

Pero lo que cambia la manera en la que se toman las decisiones no es la pantalla en sí ni su tamaño, sino la información que se ofrece a los consumidores. El hecho de que la página se adapte a los dispositivos móviles reduce la información que se ofrece en la página de resultados y que requiere que se investigue más en la web para encontrar la información. Mientras que en un ordenador podemos encontrar esta información en un solo golpe de vista.

En un móvil, el diseño se ha reorganizado para ser simple y efectivo, lo que ha conllevado que mucha información sea mucho más difícil de encontrar para el usuario. Por esta razón, aunque el tamaño de la pantalla y la reducción de la información están muy relacionados con la toma de decisiones, no son lo mismo y sus efectos son distintos.

Decisiones que no encajan con lo que el usuario quiere

Diversos estudios han puesto de manifiesto que, cuando las compras se realizan a través de los dispositivos móviles, las decisiones que se toman se ajustan menos a sus intereses. El hecho de que haya menos información visible hace que los consumidores terminen tomando decisiones que no encajan tan bien con sus preferencias como si lo hicieran desde un ordenador.

Por esta razón, los expertos recomiendan cambiar la manera en la que se posiciona la información para igualar la información que se muestra en las pantallas de los móviles y de los ordenadores. Y es que, cuando la información es parecida, los consumidores también toman decisiones de consumo parecidas en las dos pantallas y que encajan mejor con el tipo de producto que buscan.

Algo que deben tener muy en cuenta las empresas para mejorar la experiencia postventa y que el consumidor no se sienta insatisfecho con el producto después de realizar la compra t termine culpando por ello a la marca. Pero también para incentivar la venta de determinados productos en el entorno móvil y para suprimir determinadas barreras de entrada entre los consumidores.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir