Marketing

Pese a sus ingresos económicos, Facebook sigue teniendo graves problemas de reputación

La presentación de los últimos datos de Facebook demostró algunas conclusiones realmente sorprendentes. Aunque en los últimos meses la red social ha tenido que enfrentarse a graves problemas, ha logrado mejorar su número de usuarios y aumentar sus ventas en publicidad, conectando mejor de lo esperado tanto con los usuarios como con las marcas que quieren llegar hasta ellos.

No obstante, aunque los datos económicos de Facebook sean muy positivos, la realidad es que sus problemas de reputación siguen lastrando su crecimiento. De hecho, la empresa de Mark Zuckerberg está cada vez más enfangada en este tipo de problemas. Desde que salieron a la luz los escándalos de privacidad y reputación, no ha conseguido remontar. Y, al ver las cifras económicas de la red social, podemos llegar a pensar que a los usuarios les importan menos estos escándalos de lo que se creía, lo que no quiere decir que los pilares sobre los que se sostiene la compañía se asienten sobre terrenos cada vez más pantanosos.

Los pasos que ha ido dando en los últimos meses por mejorar su reputación no parecen haber servido para mucho. Es más, algunos de estos pasos se han convertido en una fuente más de problemas que en una solución.

Por ejemplo, hace unos meses, Facebook fichó a AP (Associated Press) y a Snopes para que se convirtieran en certificadores antes las noticias falsas. Dos organismos que formaban parte de los movimientos ante las fake news y desinformación de la red social, pero que ya no trabajan para Facebook. Su desaparición puede ser una muestra de cómo los esfuerzos por acabar con las noticias falsas se encuentran en cierta situación de crisis y de cómo sus movimientos por mejorar su reputación y desvincularse de la desinformación no están funcionando tan bien como la empresa querría.

A fin de cuentas, no es nada nuevo que las empresas que hacen fact-checking para la red social no se encuentran muy contentas con lo que hacen. Facebook ha rebatido esa idea en varias ocasiones en el pasado pero, según una investigación llevada a cabo recientemente por The Guardian, lo había puesto de manera bastante fiable sobre el mantel.

Las compañías que se quejaban de la falta de transparencia y de que se trabajo fuera humo vinculado a la estrategia de comunicación más que un trabajo de verdad. Como señala la directiva de Snopes, «están más interesado en que se vean bien. Claramente no les importa». Con ello quería afirmar que realmente no se lo toman en serio.

¿Te gustó este post? ¡Suscríbete a nuestra newsletter de marketing, negocios y cultura digital!

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir