Móvil Marketing

¿Por qué las llamadas comerciales ya no funcionan?

¿Sabías que la mitad de las llamadas de teléfono comerciales se quedan sin responder? Para los consumidores, recibir una llamada de un número desconocido ya casi implica por descontado que será algo oficial o una llamada de un comercial que intenta venderles algo. Por eso, hay muchas personas que directamente no cogen el teléfono a menos que sepan quién les llama. Y es que, normalmente, los mensajes importantes y la comunicación personal llega por otras vías más directas. Por ejemplo, para hablar con nuestros familiares y amigos solemos usar las aplicaciones de mensajería instantánea. Y si se trata de algo de trabajo, solemos recibir un email en lugar de una llamada de teléfono.

La cuestión es que cuando recibimos una llamada comercial, nos sentimos molestos por el hecho de que nos estén intentando vender algo que no nos interesa. Siendo tan insistentes que muchas veces resulta complicado mantener una actitud educada. Los consumidores están muy quemados y, dado que las llamadas de teléfono han dejado de ser nuestro principal canal de comunicación con los demás, muchas veces optamos por no coger el teléfono si no conocemos el número.

Los estudios dan la razón a los consumidores y dibujan un escenario poco optimista para aquellas empresas que usan las llamadas comerciales como su principal herramienta de marketing. De hecho, los datos de respuesta generales suelen ser bastante desalentadores.

Según un reciente estudio llevado a cabo por  Hiya, los consumidores ignoran más de la mitad de las llamadas. Solamente se responde al 48% de todas las llamadas que se recibe. Sin embargo, cuando se trata de llamadas de personas que conocemos, respondemos al 71% de todas las llamadas. No obstante, cuando se sabe qué empresa es la que está llamando, el porcentaje aumenta hasta el 69%. En cambio, cuando el número es desconocido y no sabemos quién es, es habitual dejar que el teléfono siga sonando y que no cojamos la llamada.

¿Por qué pasa esto? Podríamos decir que se trata de algo generalizado entre los consumidores debido al propio contexto en el que vivimos y a nuestra relación con las llamadas de teléfono. En el caso de Estados Unidos, además, desde hace algunos años se han puesto de modas las robocalls, llamadas de marketing que si son esperadas ni deseadas y que, para más inri, están muchas veces en manos de bots. Esto hace que las consumidores las vean todavía más molestas. Y, para colmo, han aumentado en un 125% con respecto al año anterior. Así pues, no es extraño que los consumidores se hayan cansado de este acoso y derribo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir