Marketing

¿Por qué una web no puede valer 500 euros?

diseño web

Seguro que alguna vez has oído a algún amigo que su sobrino, que es muy apañado, le hizo una página web por 500 euros o, incluso, puede que sea tu caso. Pero, te has preguntado alguna vez con qué objetivo la hiciste o qué cantidad de visitas recibe. Si no tienes muy claro estos puntos, es bastante probable que tu página web no esté ayudando a hacer crecer tu negocio.

Son muchas las empresas que se hacen una página web porque todas tienen una y terminan eligiendo el presupuesto más barato en lugar de pensar en la calidad. Siempre hay excepciones, pero cuando hablamos de diseño web, el precio siempre está ligado a la calidad y a los resultados. Por eso, es imposible que una página web de calidad cueste 500 euros.

Estudia las webs de la competencia

Son muchas las cosas que pueden aprenderse navegando por la página web de nuestros competidores. En ellas pueden encontrarse ideas brillantes que te ayudarán a aliviar tu culpabilidad de tener una página desactualizada o poco usable. Pero también otros muchos factores que te ayudarán a evitar cometer errores en tu propia web.

Analiza su posicionamiento SEO

Existen muchos métodos para saber si tu página está bien posicionada en los resultados de Google. Por ejemplo, puedes contratar una auditoría SEO o realizar un estudio de palabras clave en Google AdWords. De esta forma, podrás saber qué eslo que estás haciendo bien y qué es lo que debería solucionar.

Establece unos objetivos

Reflexiona sobre las razones que te llevaron a crear tu página web. ¿Tu objetivo esaumentar las ventas? ¿Mejorar la reputación de tu marca? ¿Crear una comunidad? ¿Atraer a nuevos clientes? Solamente si tienes claros cuáles son tus objetivos, podrás planificar la estructura de tu web, elegir cuáles son los contenidos que quieres destacar y decidir cómo vas a guiar al visitante a través de las secciones de la página.

Planifica la estructura y los contenidos

Ahora que ya tienes claros tus objetivos y sabes cómo los vas a hacer, el siguiente paso es ponerse en marcha y definir la estructura más adecuada para la web que encaje con lo que quieres conseguir. Si cuentas con un presupuesto muy ajustado, no podrás contratar a un redactor de contenidos profesional, pero puedes hacerlo tú mismo. En cuanto al diseño, recuerda que siempre debe ir acorde con tu imagen de marca, con tu logotipo y con los colores de tu marca.

Pasa un briefing a la agencia

Es importante que dediques tiempo a escribir un resumen claro de lo que quieres a la agencia que se va a encargar del diseño web. Tanto de tus objetivos como de tus estrategias, del contenido y del estudio de la competencia. Solamente así conseguirás que el proyecto se lleve a cabo en condiciones óptimas de tiempo y ajustándose a las pautas que has marcado.

Puesta en macha y control

Una vez que la web se haya subido, debes realizar un control periódico de los resultados que vayas consiguiendo. Es importante que sepas cuántas personas visitan la página, de qué fuentes proceden, cómo se comportan dentro de la web y el tiempo que han permanecido en ella. Aprende a manejar estos datos para detectar fallos y solucionarlos cuanto antes.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir