Noticias y Actualidad

¿Quién es el público objetivo de los anuncios de casino en la televisión?

Las apuestas online han sido ilegales durante muchos años, hasta el momento en el que, mediante una ley, pudieron dejar de serlo. Es por esto que los casinos online que tienen una licencia española, emitida por la Dirección General de Ordenación del Juego, pueden ofrecer sus servicios al público.

España fue el primer país en poseer una lotería, en la cual la persona que adivinara todos los números sería el ganador de una parte del dinero. El resto, era destinado al Estado. Actualmente, con la aparición del Internet y las publicidades, las apuestas online son las que están de moda. A raíz de esto, se puede ver a  las personas menores de edad siendo influenciadas a través de las mismas, lo que genera un deseo e interés por el juego.

Durante el año 2011 y gracias a la ley, se pudo obtener un control sobre las agencias que se encargaban de las apuestas. Por este motivo, quien no posea una licencia será bloqueado. Para conseguir la misma es necesario que la página se encuentre con las normas en regla, según las dictan la Dirección General de Ordenación del Juego.

¿Cómo apostar de forma segura?

El primer paso para realizar una apuesta es saber cuál es el límite que está dispuesto a utilizar y que pueda abonar. Una vez establecido el mismo en la página web, podrá comenzar a jugar y apostar por sus favoritos. Por lo tanto, las apuestas no son juegos de niños; ya que se maneja dinero y todo forma parte de una decisión que debe tomarse con la mayor precaución posible.

Las publicidades sobre las apuestas online son transmitidas a través de la televisión en horario infantil. Esto conlleva que los niños sean propensos, desde muy temprana edad, a la enfermedad de la ludopatía, siendo esta la adicción a las apuestas. La principal forma de atracción para los menores es mediante la presentación de una persona famosa en la publicidad, promocionando las apuestas; como es el caso de los deportistas.

Las páginas web dedicadas a las apuestas, aún siendo legales, necesitan ganar dinero. La mejor forma de hacerlo es incentivar a jugar a las mentas más influenciables como lo son las de los niños. La edad promedio de una persona que comienza a jugar es de 19 años. A partir de una suscripción gratuita, se puede dar inicio a las apuestas. Esto demuestra lo fácil que es acceder a este mundo.

A pesar de que estas páginas online sobreviven gracias a los apostadores, la mayoría incluye un test de autoevaluación. El mismo consiste en realizar una prueba y así dar cuenta si la persona posee un problema con el juego o no. En caso de tenerlo, las páginas constan de un listado de asociaciones al que pueden acudir para pedir ayuda.

En base a esto se puede decir que, aunque las apuestas online son comunes, lo importante es realizar estas actividades con precaución y evitar que los menores sientan interés.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir