Marketing

¿Se han cansado los jóvenes de las redes sociales?

Si hace unos años era habitual que los usuarios de Facebook subieran las fotos de sus vacaciones bien organizadas y etiquetadas a la red social, esta tendencia cada vez es menor. Esto no quiere decir que haya desaparecido, ya que hay personas que lo siguen haciendo, algunas de las cuales han emigrado a Instagram. Los álbumes de vacaciones han ido dando paso a fotos bien elegidas del propio destino vacacional, más que de los propios usuarios.

La cuestión es que el hecho de que ahora se publique una única foto cuando antes se publicaban 20 es una señal evidente de que las cosas están cambiando. ¿Significa esto que los usuarios se han cansado de las redes sociales y de documentar todo lo que hacen? En cierta forma, es algo que se veía de venir y que simplemente ha terminado explotando.

Friends having fun with smartphones

Los expertos apuntan a que este cambio tiene mucho que ver con los propios grupos demográficos. En las redes sociales ya se ha producido una brecha generacional y no es solamente que muchos usuarios hayan emigrado a otras redes sociales, como es el caso de los más jóvenes, sino también que ha cambiado la manera en la que se perciban y utilizan las redes sociales. Si los millenials no podían soportar el miedo a perderse algo, la Generación Z sufre de lo contrario y tiende más a lo que se conoce como «la felicidad de perderse algo».

El 95% de los usuarios admite que las redes sociales le estresan, por lo que un 43% las «apaga» para pasar unas horas desconectados de ellas, aprovechando este tiempo para escuchar música, leer, escribir, jugar o ver vídeos divertidos. Eso sí, reconocen que las redes sociales juegan un importante papel en sus vidas. Más de la mitad afirma que son felices cuando pasan tiempo delante de las pantallas, aunque muchos de ellos se sienten juzgados cuando pasan mucho tiempo con el móvil. De hecho, la mitad de ellos consideran que pasan mucho tiempo usándolo.

La situación es mucho más evidente entre los adolescentes y los jóvenes adultos, pero no son los únicos. Si nos adentramos en el círculo millenial, vemos como muchos de ellos tienen conocidos que han activado sistemas de control de tiempo en el móvil para limitar el tiempo que pasan consumiendo contenidos en Instagram y en Twitter, evitando de esta forma «perder tanto tiempo» en las redes sociales.

Los datos de uso de las redes sociales y el crecimiento de usuarios activos ya está evidenciando que en los últimos tiempos se está produciendo cierto cansancio. De hecho, en el año 2018, un estudio apuntaba a que el 40% de las personas había eliminado al menos uno de sus perfiles sociales. Las noticias críticas sobre el papel de las redes sociales y sobre privacidad, como espacios de influencia política y cámaras de eco no han hecho más que incrementar esta sensación y reacción.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir