Marketing

Transparencia y respeto ambiental: los valores que demandan los consumidores a las marcas

transparencia

Es evidente que, actualmente, nos encontramos ante una evolución del marketing de valores que, junto con la digitalización, está suponiendo una gran revolución en la manera en la que los consumidores interactúan con las marcas y en lo que esperan de ellas. Si hace unos años un buen producto y un buen servicio eran los únicos requisitos para el éxito, hoy en día la cosa ha cambiado.

Los consumidores van más allá y quieren saber en qué creen las marcas, cómo tratan a sus trabajadores, cuál es su aportación y si son respetuosas con el entorno. En definitiva, piden un nivel más humano, por lo que las marcas deben aprender a conectar con ellos a través sus valores y preocupaciones, cambiando por completo lo que habían hecho hasta ahora.

Para entender estos cambios que estamos viviendo en el consumo, debemos analizar el entorno actual en el que encontramos cuatro realidades:

  • Un consumidor empoderado: el cliente ya no sólo quiere conocer los valores y los principios de la marca, sino que también exige que se comporte en base a ellos, tanto en su gestión interna como de cara al exterior. Lo que exigen es una completa transparencia.
  • Un mercado hiper-saturado: los consumidores tienen multitud de opciones para elegir, sobre todo desde que el comercio electrónico hizo su aparición en escena. Esto hace que los productos sean mucho más accesibles y que puedan comprar a marcas de cualquier parte del mundo sin salir de casa. Muchas tiendas online hablan claramente de sus valores y de sus aportaciones a la sociedad.
  • Honestidad y ética: el consumidor dese y exige que las marcas sean honestas y éticas, y que esto se materialice en acciones reales y concretas. Las empresas tienen ahora paredes de cristal y los consumidores cada vez más poder. Cualquier irregularidad, abuso o ilegalidad se convierte en viral en un sólo clic.
  • El auge de las noticias falsas: el hecho de que cada vez haya más noticias falsas hace que el consumidor se sienta engañada y que desconfíe, por lo que exige a las marcas un mayor grado de transparencia. Pero además, las redes sociales dan mucha más visibilidad a las injusticias y a los engaños, por lo que las marcas están más expuestas que nunca.

En resumen, las marcas ya no pueden conformarse con realizar acciones puntuales, sino que debe haber una filosofía clara de marca. Deben mostrarse como son y ser genuinas, ya que quedarse a medio camino puede resultar muy arriesgado. Para ello, deben trabajar sobre tres líneas claves de actuación:

  • Identificar bien un ámbito coherente con la marca, de modo que sus actuaciones sean honestas y que perduren en el tiempo.
  • Que toda la empresa esté implicada y alineada en los mismos valores.
  • Mostrar a los consumidores aquello en lo que creen y los valores que representan, tanto a través de acciones como de mensajes. Y siempre de forma genuina.

¿Te gustó este post? ¡Suscríbete a nuestra newsletter de marketing, negocios y cultura digital!

¿Te interesa una campaña de contenidos para tu empresa o tu marca personal? Puedes hacer click aquí para conocer diferentes planes y precios. Publicidad y posicionamiento SEO.

También puedes encontrarnos en:

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir