Conceptos

Tres estrategias basadas en el poker para mejorar el marketing digital

El poker, como en los negocios, se basa en tomar decisiones óptimas para obtener una ventaja y posicionarse para el éxito. Poco a poco, el juego de cartas ha transcendido las mesas de juego para adentrarse en el mundo empresarial como un modelo aplicable de éxito. En 2017, Poker Ex, un proyecto único en España, nació en Zaragoza con el objetivo de aplicar las técnicas del Texas hold ‘em, la modalidad más extendida en el mundo, para desarrollar habilidades empresariales a través de partidas de poker. Diez años antes, la Universidad de Harvard, la institución de educación superior más antigua de Estados Unidos, incluyó entre sus programas de estudios de la rama empresarial una asignatura conocida como Strategical Poker Thinking, a cargo del profesor Charles Nesson.

Jonathan Brody es el director ejecutivo y cofundador Ladder, una agencia de marketing en crecimiento que ayuda a las empresas a buscar e implementar distintas estrategias para aumentar sus ingresos. La peculiaridad de este empresario es que formó parte de la nueva generación de jugadores de poker que surgió a mediados de la década de los años 2000. Una generación que comenzó a utilizar análisis avanzados y software de seguimiento para obtener una cierta ventaja en las partidas del juego de cartas y garantizarse el éxito a largo plazo. Brody decidió aplicar sus conocimientos de poker en el ámbito empresarial. Según su opinión, el enfoque tradicional de marketing ya no funcionaba en esta nueva era digital, por lo que decidió crear un conjunto de procesos, metodología y tecnología para crear estrategias de marketing ganadoras para cualquier tipo de negocio. 

El empresario estadounidense señala que el marketing digital está experimentando una revolución similar a la que vivió el poker hace una década. De esta forma, Brody afirma que las nuevas empresas necesitan aprovechar todos los datos y el software a su alcance para reducir el riesgo en este proceso de crecimiento, especialmente si quieren maximizar su presupuesto, ya que tienen que saber que la competencia también utiliza estas mismas estrategias. Al fin y al cabo, el marketing, como el poker, están en constante evolución, de forma que las estrategias que antes funcionaban hoy en día pueden ser ineficaces en el mercado. En cualquier caso, Brody apunta a tres estrategias interesantes para mejorar el marketing digital, siempre aplicando sus conocimientos obtenidos durante su trayectoria profesional en el juego de cartas.

1. Sea agresivo al evaluar una estrategia

La información sobre la competencia en el mercado es una de las claves del éxito de cualquier campaña de marketing digital, ya que, cuanto más conocimiento se tenga sobre las empresas rivales, más decisiones acertadas se podrán tomar. El poker es un juego de información incompleta, una falta de información similar a la que se pueden encontrar las nuevas empresas que nacen en el mercado. La información de un jugador de poker se limita a la posición que ocupa en la mesa de juego, su propia mano, cuánto dinero tiene y las cartas encima del tapete. Sin embargo, los profesionales saben convertir esta incertidumbre en datos previsible utilizando las conocidas apuestas de sondeo. Estas apuestas se realizan con la intención de obtener información sobre la mano del rival de una forma agresiva, ya que su valor suele oscilar entre el 30% y el 50% del tamaño del bote.

En el marketing digital también se pueden realizar estas apuestas de sondeo para evaluar el éxito de una determinada estrategia. Para ello, las empresas deben usar pequeñas cantidades de sus recursos cada mes para probar tácticas en distintas áreas de su campaña. A través de estas pruebas agresivas se puede adquirir un mayor conocimiento de la competencia y, al mismo tiempo, también se pueden identificar las estrategias más exitosas antes de realizar una gran inversión. Una de las lecciones más importantes del poker es que no sólo se pierde dinero cuando se tiene una mala mano, sino que también se puede perder dinero cuando no se presiona con fuerza una buena mano.

2. Apueste por la investigación tecnológica

Los jugadores de poker online juegan habitualmente en seis o más mesas de juego al mismo tiempo con el propósito de maximizar el número de manos jugadas por hora. A través de un software de seguimiento, los profesionales conocen cómo juegan cada mano. Estos datos permiten descubrir la mejor forma de corregir los errores que cometen en el juego de cartas. De esta forma, la tecnología se convierte en una gran aliada, tanto para los jugadores de poker como para las propias empresas de marketing digital. Con una correcta investigación tecnológica, las compañías pueden aprovechar los datos para crecer de una forma más rápida, visualizando el ROI de cada una de sus decisiones.

Analizar las campañas de marketing digital desde todos los ángulos posibles es una de las claves del éxito empresarial. Con estos datos se pueden conocer qué estrategias funcionan realmente y cuáles no producen el ROI que necesitan las empresas. La tecnología ha revolucionado la industria del poker permitiendo a los jugadores disfrutar del popular juego de cartas a través de internet, en prestigiosas salas como 888 Poker Online. Una revolución tecnológica que también ha llegado al marketing digital, de forma que las empresas tienen que aprovechar todos estos recursos disponibles para obtener una cierta ventaja en el mercado.

3. Administre su bankroll

El bankroll es la cantidad de dinero que dispone un jugador para jugar al poker. Esta cifra determina el nivel de apuestas en el que puede jugar cada usuario. En el juego de cartas, como en el mundo del marketing digital, saber gestionar y diversificar el presupuesto es otro de los grandes secretos del éxito. De esta forma, las empresas tienen que centrar sus esfuerzos económicos en aquellas oportunidades con un alto retorno de la inversión, ya que de esta forma se puede limitar el gasto y maximizar los resultados. Al fin y al cabo, el objetivo de cualquier compañía es ganar el máximo dinero invirtiendo el menos dinero posible, aunque no se puede olvidar la importancia de invertir en las pruebas para evaluar las distintas estrategias.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Subir